¡Viva la empresa nacional!

Palabras clave

Autor:
Las compañías mexicanas tienen las herramientas necesarias para competir en un mercado en el que, a raíz de la apertura comercial, existe un nuevo modo de “intervención extranjera”
Propuestas a la mexicana

“Aquel que olvida su pasado está condenado a repetirlo” y quien lo recuerda también, habría dicho alguna vez el filósofo hispanoamericano Jorge Santayana, y al respecto podemos decir que en nuestro territorio nacional existe un ciclo de lucha por independencia y libertad que no deja de repetirse.

Conoce más

 Hacia el siglo XIV las civilizaciones prehispánicas se libraron del yugo mexica con ayuda de exploradores del viejo continente que impusieron autoridad a nombre de la corona española; hacia el siglo XVII, en septiembre, pero de 1810 para ser más precisos, se inició una revuelta de criollos y mestizos que se consumó en 1821 y derivó en un territorio soberano que sin embargo enfrentó más invasiones y golpes a la autonomía de parte de países como Estados Unidos y Francia en etapas posteriores de la historia.

El siglo pasado en 1993, el gobierno federal firmó el primer tratado comercial de muchos (TLCAN, Tratado de Libre Comercio de Norteamérica) que dio pie a una nueva intervención extranjera, aunque esta vez no fue bélica, sino el inicio de una lucha y competencia comercial en la que gigantes inversiones foráneas acaparan una parte considerable del mercado nacional al ingresar con avances tecnológicos y grandes propuestas de negocio en todos los ramos, excepto el sector petrolero, al menos hasta hace un año que se promulgó una reforma en la ley energética.

En la actual batalla de marcas, la artillería y armas de fuego son el software, los dispositivos móviles, las conspiraciones y mensajes secretos en infraestructuras de red y herramientas de colaboración, los almacenes de pólvora en servidores para almacenamiento de datos y servicios en la nube, los tratados en programas de registro e incentivos para canales de distribución; los dirigentes y estrategas militares se convirtieron en directores generales y gerentes, mientras los aliados bélicos y enemigos son ahora socios estratégicos y competidores comerciales, respectivamente.

En los tiempos de dificultad los mexicanos demostraron tener las armas y la actitud necesaria para defender su soberanía y esa gallardía se mantiene hasta la actualidad; en el tema de las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC), que es el de nuestro interés, desde pequeñas hasta grandes empresas foráneas se encuentran en el mercado con propuestas innovadoras, por lo que la misión y meta que se imponen las marcas nacionales es demostrar que están a la vanguardia y tienen herramientas suficientes con constantes progresos para competir, afianzar buena parte del mercado y aportar tanto a la economía nacional como al negocio de sus socios comerciales.

Esta edición de Infochannel celebra el mes patrio con una lista de empresas 100% mexicanas cuyas propuestas de negocio pueden tomar en cuenta y de ese modo robustecer su abanico de posibilidades para ofrecer soluciones, productos y valor agregado que satisfagan las necesidades de sus clientes en distintas áreas de las TIC.

Aspel sustenta los procesos administrativos de la PyME

Lanix, cómputo a la vanguardia

Complet, respalda la productividad del negocio

Intelisis, administración empresarial de mayor escala

Datashield, Tres décadas de respaldo energético

Vorago, apoya a la economía nacional

Mi marca es tu marca: Ghia

Mit aliado estratégico especialista en pago virtual

Ataque al usuario final según sus características: Acteck

Optimice los procesos de cobro en Pymes: EC Line

Contenido relacionado: