Trump al frente de EUA, ¿afectará a la industria TIC?

Palabras clave

PIB
Donald Trump
Autor:
En 2015, la industria informática daba empleo a 15 millones de personas en EUA y generó 413 mil millones de dólares en impuestos.
Cambios

Los estadounidenses que habitan en el cinturón industrial vieron a Trump como una mejor opción para revitalizar sus ciudades, suburbios y las zonas rurales, pero la nación americana es mucho más que esas geografías y la industria TIC es un activo estratégico que podría estar en la mira de la administración de gobierno del país vecino, misma que comenzará a operar el 20 de enero próximo.

En la campaña para llegar a la presidencia de EUA, Donald Trump, ahora presidente electo, exigió a las principales empresas del sector tecnológico, ocuparse de llevar de vuelta los beneficios financieros de sus compañías al país, y apoyar sus propuestas de una inmigración de recursos humanos más estratégicas y la reforma de los tratados de comercio.

A cambio, la administración Trump se comprometió a bajar impuestos corporativos, invertir en infraestructura y reducir la cantidad de regulación que ahora mismo frena la innovación.

Actualmente el sector genera un 10% del PIB de Estados Unidos; International Data Corporation (IDC) estimó que el mercado mundial de tecnología, que incluye hardware, software y servicios, además de telecomunicaciones, alcanzó un valor de 3.8 mil millones de dólares al cierre de 2016, frente a los 3.7 mil millones que significó en 2015. El mercado estadounidense representó el 28% del total. Al menos 5.04 millones de ciudadanos estadounidenses trabajan en áreas claves del sector que de forma indirecta genera más de 15 millones de empleos en el país vecino, mismos que en 2015 produjeron 413.000 millones de dólares en impuestos. La exigencia de la administración Trump es que la industria se ocupe de generar mayor cantidad de trabajos en Estados Unidos.

Distintas empresas han debatido ya con los grupos de enlace del equipo de Trump, que es complejo considerar llevar a cabo en EUA, la fabricación de muchos de los dispositivos tecnológicos que desarrollan y diseñan. No sólo se trata de aspectos del costo de la mano de obra, que sería mayor en el país vecino, sino porque las cadenas productivas o de suministro de materias primas y servicios relacionados a la producción no existen ya, y tomaría tiempo, dinero y esfuerzo volver a crearlas, además de que muchos de los procesos de manufactura pueden ahora fácilmente ser asignados a líneas de ensamble operadas por robots, lo que choca con la intención del nuevo gobierno de que más ciudadanos estadounidenses tengan empleo en el sector.

La industria afronta cambios que parecían imposibles, retos que están marcando un cambio de era, como los vehículos sin conductor, el cuidado de pacientes, la realidad virtual…, pero quizá lo más importante que vive es el ajuste en los patrones de consumo, los avances en la sociedad y los nuevos liderazgos, aspectos que vendrían a redefinirla.

Contenido relacionado:

¡ Déjanos un comentario !