Transformación tecnológica sin traumas

Autor:
México

Conviene tener claro que la digitalización no es un programa de proyectos de tecnología, sino...

Los recursos humanos de las organizaciones son la palanca de evolución que las empresas deben aprovechar para transformarse y mejorar su posición en el mercado.

El cambio que debe comenzar en las personas es el arranque para entender todo lo demás: big data, transformación, transversalidad, conectividad, nueva gobernanza o palancas de cambio.

Los clientes tienen nuevas necesidades y esperan que la tecnología les dé una respuesta. Quieren productos personalizados, con la mejor relación calidad-precio, y demandan que la innovación llegue de una forma acelerada. Que los productos aparentemente sean más simples, pero que en realidad tengan mucha complejidad oculta. Por ejemplo, en el sector eléctrico, que cada factura sea personalizada para que los costos sean los mínimos. Y ocurre como hace unos años con las compañías tecnológicas. La lealtad a las marcas es menor, así que se llevará el gato al agua quien ofrezca más por menos.

Conviene tener claro que la digitalización no es un programa de proyectos de tecnología, sino que significa cómo las personas se relacionan con esa tecnología. Cómo utilizan los datos para resolver problemas de negocio. Es clave poner mucho foco en que los equipos dediquen cierto tiempo a buscar evoluciones de negocio.

Para que la evolución sea posible sin traumas, muchas empresas se dedican a arrinconar o a echar a sus “viejos” empleados, algo que ni es inteligente ni socialmente responsable. Tenemos que ayudar a reeducar a los colaboradores con herramientas nuevas que parten de viejas ideas, como el speaking corner londinense, ese rincón donde uno puede hablar de lo que quiera para compartir conocimiento con los demás. La responsabilidad es dirigir a los mejores. Eso exige madurez.

 

Palabras clave

num revista: 
1187
seccion revista: 

¡ Déjanos un comentario !