Tips para mejorar el funcionamiento de los sistemas de videovigilancia

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
La mayoría de las fallas se originan por una incorrecta elección de la infraestructura física
Autor:
Es importante contar con la adecuada infraestructura para lograr sistemas de videovigilancia eficientes, que envíen imágenes claras y en tiempo real
Infraestructura robusta

Los sistemas de videovigilancia han ganado terreno y se han convertido en gran un aliado para reforzar la seguridad de empresas, escuelas, centros comerciales e incluso ciudades enteras.

Te interesa leer: ¿Cuáles son los beneficios que aporta la videovigilancia en una ciudad?

De acuerdo con Panduit, la mayoría de las fallas en equipos de videovigilancia se originan por una incorrecta elección de la infraestructura física. Por ello, algunas recomendaciones de la compañía para una adecuada instalación de cámaras de videovigilancia son:

  • Asesorarse. Acercarse a un integrador certificado o a los fabricantes para conocer los requerimientos, de acuerdo al lugar en el que se instalarán.
  • Reducir cableado. Si se tiene un solo cable por dispositivo, se reducen los puntos de falla. Actualmente existen soluciones como POE (Power Over Ethernet), que incorporan alimentación eléctrica a una red de Internet y, con ello, eliminar cableado. Además, esta reducción en materiales logra ahorros de más del 30 por ciento.
  • Verificar la distancia. Algunas veces se instalan equipos alejados en puntos estratégicos para disminuir el número de cámaras. Para estos casos se recomiendan soluciones de cableado certificado, para utilizarse en largas distancias y que conserven la velocidad de transmisión adecuada. Las cámaras de alta tecnología requieren de entre 30 y 50 mb por segundo”
  • Considerar el clima. Las temperaturas extremas de algunas regiones o lugares donde se colocan las cámaras pueden aumentar dentro de las tuberías donde se encuentra el cableado y ocasionar que las imágenes que transmiten no sean claras. Por ello se recomienda verificar que la temperatura que soporta dicha tubería sea superior a aquella a la que estará expuesta continuamente.
  • Pensar a futuro. La mayoría de las renovaciones de equipo activo se realizan cada 5 años. Por lo cual, conviene elegir aquellas soluciones de cableado que están creadas para ser compatibles con los equipos que están por salir al mercado.
Contenido relacionado: