Telefónica cierra Next, su filial de big data en Alemania

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Varios de los proyectos y actividades que se desarrollaban hasta ahora en el seno de Next se van a seguir realizando dentro de Telefónica
Autor:
Next de Telefónica ha estado funcionando como si fuese una startup independiente de la compañía
Reduce su estructura

Cinco Días.- Tras la venta de varias de sus filiales en América Latina, de sus centros de datos y de su sede en Cataluña, además de sacar a la venta su sede en Santiago de Chile, Telefónica decidió cerrar su filial alemana Next, dedicada al segmento del big data y el Internet de las Cosas.

Inscríbete aquí

De esta forma, la compañía pasará a integrar los servicios y experiencia de esta división en la organización de Telefónica Deutschland.

Varios de los proyectos y actividades que se desarrollaban hasta ahora en el seno de Next se van a seguir realizando dentro de Telefónica. Entre ellas, Geeny, una plataforma de IoT que la compañía emplea para el desarrollo de aplicaciones para sus clientes. Para la compañía, el Big Data ha cobrado gran importancia en los últimos años, por lo que tiene más peso en Telefónica y en Alemania quieren gestionarla de manera interna.

Te interesa leer: Telefónica ya tiene comprador para sus centros de datos

Desde su nacimiento en otoño de 2016, Next de Telefónica ha estado funcionando como si fuese una startup independiente de la compañía. Se ha encargado del desarrollo de diversos productos y servicios digitales, e incluso ha realizado diversas compras, entre ellas, la de la startup de análisis de datos de clientes en tiendas de manera anónima Minodes.

Tenía su sede en Berlín, y era parte de la estrategia de Telefónica para acelerar la transformación de su división en Alemania en lo que se ha denominado una «OnLife Telco». Tenía tanta importancia que incluso se fichó para ella al antiguo CEO de Vodafone Automotive y responsable de su área de telemática, Nicolaus Gollwitzer.

A pesar de todo, la necesidad que tiene Telefónica de reducir su estructura y rebajar su deuda ha desembocado en su liquidación. Con esto, además de rebajar costes, la operadora pretende facilitar la toma de decisiones y una disminución drástica de las labores de administración que se llevan a cabo en la compañía.

Contenido relacionado: