Tecnológicas enfrentan multas de hasta 10%

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Autor:
Los cuatro gigantes se enfrentan a una lista creciente de demandas e investigaciones de sus prácticas de negocio que puede amenazar el enorme poder que han atesorado en la última década.
Los gigantes tecnológicos estadounidenses están en problemas

Reuters.- Amazon, Apple, Facebook y Google podrían tener que cambiar sus prácticas comerciales en Europa o enfrentarse a fuertes multas de entre el 6 y el 10% del volumen anual de negocios según el nuevo proyecto de regulación de la UE que se anunciará el martes.

La medidas son el intento más importante del bloque de 27 países de frenar el poder de los gigantes tecnológicos de Estados Unidos, que tienen bajo su control una enorme cantidad de datos y plataformas en línea en las que confían miles de empresas y millones de europeos.

También reflejan la frustración de la Comisión Europea con sus casos antimonopolio contra las “big tech” estadounidenses, en particular Google, que según los críticos no ha abordado el problema.

El escrutinio de los reguladores ha ido creciendo en todo el mundo sobre los gigantes tecnológicos y su poder.

La comisaria de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, y el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, presentarán las normas, en un esfuerzo no sólo por frenar a los gigantes tecnológicos, sino también de impedir la aparición de empresas dominantes anticompetitivas.

Un conjunto de normas denominado Ley de Mercados Digitales prevé multas de hasta el 10% del volumen de negocio anual para las empresas que son “guardianes de acceso” de la red que no las cumplan, según dijo a Reuters una fuente familiarizada con el asunto.

También establece una lista de lo que pueden y no pueden hacer estos guardianes, que se clasificará según criterios como el número de usuarios, los ingresos y el número de mercados en los que operan, dijeron otras fuentes.

El segundo conjunto de normas, conocido como la Ley de Servicios Digitales, también está dirigido a plataformas en línea muy grandes, como las que tienen más de 45 millones de usuarios.

Se les exigirá que se esfuercen más por combatir los contenidos ilegales de sus plataformas, el uso indebido que infrinja los derechos fundamentales y la manipulación intencionada para influir en elecciones y cuestiones de salud pública, entre otras cosas.

Las empresas también tendrán que presentar los pormenores de su política de publicidad en sus plataformas y los parámetros utilizados por sus algoritmos para sugerir y clasificar la información.

Te interesa leer: Facebook podría verse obligado a vender Instagram y Whatsapp

El proyecto de normas debe conciliarse con las exigencias de los países y los legisladores de la Unión Europea, algunos de los cuales han presionado para que se endurezcan las leyes, mientras que otros están preocupados por el exceso de regulación y su impacto en la innovación.

Se espera que las empresas tecnológicas, que han pedido leyes proporcionadas y equilibradas, aprovechen esta división para hacer presión a favor de normas más laxas, mientras se estima que el borrador final puede tardar meses o incluso años.

Contenido relacionado: