T-MEC ‘en la tablita’ si aplican impuestos a plataformas digitales en México

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Autor:
La Asociación de Internet y Política Comercial de Estados Unidos escaló ante órganos internacionales la propuesta de las autoridades mexicanas de aplicar impuestos a servicios digitales.
Políticas internacionales

Si las autoridades recaudatorias de México logran que prospere su iniciativa de aplicar impuestos a los servicios digitales, la nueva versión del tratado comercial entre nuestro país, EUA y Canadá vería amenazado su cumplimiento, lo mismo que la inversión estadounidense en la economía digital mexicana.

Jordan Hass, director de la Asociación de Internet y Política Comercial de Estados Unidos, opinó que el régimen fiscal propuesto por México impactaría desproporcionadamente a las compañías estadounidenses y establecería un precedente global peligroso.

La medida afectaría la inversión de compañías tecnológicas que prestan servicios digitales como Google, Facebook, Airbnb, entre otras, sobre todo si las autoridades mexicanas recurren a desconectar los servicios de estas compañías en el territorio nacional en caso de que no cumplan con el pago de impuestos bajo el esquema planteado.

Hass consideró que esta disposición es especialmente preocupante y viola los principios y acuerdos de libre comercio.

Te interesa leer: ¿Cómo gestionar las reglas de origen del USMCA en el negocio?

A través de una carta que Hass envió a nombre de la Asociación a otras ocho organizaciones comerciales de Estados Unidos, pidió al gobierno del país vecino relacionarse con sus homólogos mexicanos para reconsiderar la propuesta de gravamen a las compañías tecnológicas.

Establece que la aplicación de la medida socavaría la inversión estadounidense en el mercado tecnológico de México y tendría el potencial de amenazar el cumplimiento del T-MEC.

Añadió que la propuesta, que requeriría servicios que faciliten las transacciones comerciales entre los usuarios que retengan el IVA y el ISR, afectaría desproporcionadamente a la industria de Estados Unidos por lo complejo del proceso, ya que las empresas probablemente tendrían que bloquear a las personas o empresas mexicanas o cerrar líneas comerciales por completo debido a los desafíos de cumplimiento y del sistema.

La propuesta de sancionar a las compañías desconectándolas es desproporcionada, afecta a empresas con sede en los Estados Unidos y constituye una posible violación de los principios de libre comercio, indicó. Pidió que México pueda implementar los compromisos acordados en el T-MEC, y que el gobierno de Estados Unidos ejerza su liderazgo y tome medidas con sus contrapartes mexicanas en el corto plazo.

Contenido relacionado: