Sector legal mexicano, con bajo grado de estrategias en tecnología

Los profesionales mexicanos son poco o nada familiarizados con herramientas de Inteligencia Artificial para la práctica legal
Autor:
El 84% de los profesionales legales en México se apoya en una herramienta tecnológica para facilitar su trabajo, sin embargo, la tecnología no es el principal aliado para hacer más eficientes los procesos
Tecnología legal

Palabras clave

Contenido patrocinado: 

De acuerdo con el Sondeo de Opinión Tech in Law, la primera radiografía del sector legal mexicano en las áreas de innovación y tecnología de Thomson Reuters y Lawgistic, el 84% de los profesionales jurídicos se apoya en una herramienta tecnológica para facilitar su trabajo, sin embargo, la tecnología no es el principal aliado para hacer más eficientes los procesos. La mitad de los encuestados, en su lugar, busca el apoyo de áreas administrativas.

Cerca de 60 profesionales de despachos jurídicos y gerencias legales participaron en la consulta sobre el nivel de adopción, inversión y uso de la tecnología en la práctica jurídica para desarrollar mejores prácticas y lograr eficiencias. La encuesta arrojó que los profesionales mexicanos son poco o nada familiarizados con herramientas de Inteligencia Artificial para la práctica legal, por lo que el conocimiento del tema está debajo de la media (un 4.69 de un máximo de 10 puntos).

Los resultados del sondeo fueron analizados por Carlos Gámez, Director Senior de Innovación del Negocio Legal de Thomson Reuters, y Juan Carlos Luna, Managing Director de Lawgistic, quienes destacaron la importancia de que las firmas entiendan su negocio y apliquen tecnologías de manera estratégica para cumplir objetivos medibles y con impacto directo en sus costos o ingresos.

“La transformación digital del mercado legal es un proceso y no todos marchan al mismo ritmo. Sin embargo, el uso de la tecnología es indispensable si los jugadores de la industria legal (despachos, jurídicos corporativos, gobiernos, fedatarios y la academia) quieren seguir siendo competitivos, señaló Juan Carlos Luna. “La adopción de la tecnología representa cambios culturales, de mercado y de recurso. Son cambios de paradigmas que no desnaturalizan la práctica del derecho”, acotó.

La consulta señaló también que los principales usos que los profesionales jurídicos le dan a la tecnología son: Administración general, Facturación y Gestión documental, y la gran mayoría de los profesionales considera que el grado de avance del sector legal con respecto a la adopción de la tecnología está debajo de la media (un 4.74 de un máximo de 10 puntos). Aun así, la mitad de los encuestados cuenta con un servidor propio y el 63% tiene un proveedor internacional de soluciones y herramientas de tecnología.

Además, el 69% de los profesionales reveló tener intención de invertir en tecnología (45% dentro de 3 años y 24% dentro de 12 meses), y la mayoría (58%) está dispuesta a invertir hasta MXN 200 mil, mientras que el 25% de ellos invertiría más de MXN 500 mil. Según los encuestados, las mayores contribuciones de la tecnología son: eficientar procesos (83%) y optimizar tiempos de trabajos (72%). Administrar clientes y procesos y mejoras de gestión ocupan el tercer lugar (64%).

“El bajo grado de avance de tecnología legal en México revela que hay un amplio margen de crecimiento y de mejora en competitividad. Esta evolución se tiene que reflejar tanto en la adopción de la tecnología como en una nueva dinámica entre nuevos jugadores del mercado legal”, señaló Carlos Gámez.

“No se trata de robotizar a los abogados, sino de darles mejores herramientas para aumentar su capacidad de gestión. El paso número uno es estar informados de lo que ya está sucediendo, las experiencias del mercado y las tendencias y herramientas más importantes que existen. El siguiente paso será el ver cómo reaccionar ante tales circunstancias, con base a cada realidad y necesidad”, agregó Juan Carlos Luna, Managing Director de Lawgistic.

Contenido relacionado: