Rumbo a la recuperación: garantiza tu permanencia post COVID-19

Contenido patrocinado: 
Autor:
No esperes a que aminoren los efectos más severos de la pandemia de COVID-19 en México, identifica a los clientes que tienen proyectos o invierten en soluciones y respalda sus iniciativas
Especial post COVID-19

“No importa lo grave que sea una crisis, siempre hay oportunidades”, afirmó Ricardo Zermeño, fundador de Select a un grupo de empresarios de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Canacintra, en un evento en línea en el que recalcó que estamos ante la oportunidad de avanzar en la transformación digital de las organizaciones productivas del país.

Afirmó que durante el periodo de confinamiento obligado por COVID-19 se demostró que las organizaciones más digitalizadas han sido las más resilientes, y que está evidencia puede usarla tu compañía como argumento para convencer a los clientes que titubean para replantear e invertir en nuevos procesos.

Luis Férez, vicepresidente de Ingram Micro México y responsable de las subsidiarias de Perú y Colombia, recomendó a los líderes de las empresas de canal tener clara la forma en que operarán ante la nueva realidad del mercado.

“El plan de transformación de sus negocios ya debe estar listo, sobre todo porque ya hay mucho más conocimiento de lo que pasará, y de cuál será la nueva normalidad”, dijo.

 

especial_post_covid-19.png

 

“Habrá cambios en la forma de consumir; en la manera de trabajar, y se requerirán nuevas especialidades”, agregó

Férez contempla que los principales cambios giran en torno a tres aspectos: La automatización de los procesos, tanto los de las empresas del canal como las de sus clientes; la definición de las nuevas habilidades que tendrá el personal de las compañías para satisfacer las necesidades de los clientes y la planeación para capacitar a los colaboradores o contratar a los nuevos miembros del equipo.

El tercer aspecto es el lugar de trabajo, la definición sobre si se volverá a laborar a las oficinas o se optará por hacerlo a distancia o en modelos híbridos.

“Los clientes seleccionarán a los canales o proveedores que mejor se alineen a su estrategia y más aporten para ofrecer un buen servicio a los usuarios o clientes”, afirmó el vicepresidente de Ingram Micro.

 

¿Dónde hay negocio?

Zermeño planteó como oportunidades para el canal durante y después de COVID-19 las inversiones que llevarán a cabo las áreas de TI para asegurar la operación de oficinas remotas, sistemas de monitoreo, ciberseguridad, soporte remoto y seguridad física.

Las áreas de mercadotecnia invertirán en aumentar la presencia de las marcas en redes sociales y realizar eventos en línea; las de ventas en habilitar o fortalecer la plataforma de eCommerce.

Los departamentos de servicios al cliente reforzarán la operación en línea de sistemas de colaboración multicanal, realidad virtual e Inteligencia Artificial, mientras que las áreas de distribución optarán por automatizar el proceso y optar por economías colaborativas.

Las cadenas de producción explorarán los sistemas de manufactura flexible; las áreas de finanzas digitalizarán sus procesos, optarán por el uso de firma electrónica y de soluciones para administrar la cobranza.

También las áreas de recursos humanos explorarán la actividad en línea para realizar entrevistas; realizar pruebas psicométricas, capacitar al personal y colaborar.

De acuerdo con los resultados del sondeo de impacto de COVID-19 en los negocios, realizado en abril de 2020, Select identificó que el 8% de los usuarios finales encuestados por la consultora contempla incrementar el presupuesto TIC para cubrir áreas no contempladas; 12% mantendrá la inversión en la materia, bajo el plan con el que arrancó el año.

 

especial_post_covid-19_4_1.png

 

47% ejercerá el presupuesto TIC solamente en las áreas más criticas del negocio, y un 28% congelará el ejercicio del presupuesto.

Jesús Luna, socio líder de Asesoría en Auditoría Interna y Gestión de Riesgo Empresarial de KPMG en México, recomendó tener visibilidad de los riesgos actuales y emergentes que están enfrentando las compañías, para recomendarles tomar las acciones necesarias para mitigarlos y planear la recuperación del negocio a corto y mediano plazo.

Una encuesta realizada por KPMG México entre 64 directores generales de empresas en México, identificó que el 67% prevé recuperar su actividad normal en más de 6 meses.

 

Rumbo a la recuperación

Brindar certidumbre a clientes y al talento de la empresa, además de garantizar su permanencia en el mercado son los dos objetivos principales del 65% de la Alta Dirección frente a COVID-19 en México.

A nivel industria y empresa, se visualizan al menos cuatro comportamientos (curvas) de recuperación: 1) Replanteamiento sustancial; 2) Transformación para resurgir; 3) Ajuste del modelo de negocio y 4) Escalamiento.

Carlos Millán, socio del área de Global Strategy Group de KPMG en México, señaló que los resultados de cada empresa dependerán de reconocer su patrón previsto de comportamiento y de la efectividad en la ejecución de acciones enfocadas a la cercanía con el cliente, la flexibilidad del modelo de negocio, la productividad del trabajo a distancia, la retención del talento y la innovación en la adaptación a las condiciones cambiantes de la demanda.

Saúl Rojo, director general de CT Internacional, opinó que COVID-19 vino a cambiar no sólo a la industria TIC, sino a la humanidad.

 

especial_post_covid-19_3_1.png

 

“Hay un antes y un después de Coronavirus; aunque la pandemia es una desgracia en términos de salud y economía, cuando sucede un accidente de esta naturaleza, nos invita a la reflexión, a cuestionar lo que se está haciendo.

COVID-19 será un acelerador importante para la adopción de tecnología en el país; agarró con los dedos en la puerta a muchos empresarios que no estaban preparados o digitalizados para hacer trabajo a distancia ni tenían plan de continuidad del negocio: solo una tercera parte de las empresas del país estaba preparada para hacer home office”, señaló Rojo.

El director general de CT contempla que una vez que se supere la situación ocasionada por la pandemia, podríamos contemplar mejores empresas, compañías que operen con mejores prácticas, más conscientes y responsables.

 

Los tres principales objetivos de la Alta Dirección son:

1) 65% “Brindar certidumbre a colaboradores y clientes”

2) 52% “Garantizar la permanencia”

3) 46% “Evitar pérdidas que pongan en riesgo la continuidad del negocio”

 

Las cinco principales estrategias de permanencia para la continuidad de negocio de acuerdo con la Alta Dirección son:

1) 71% Construir relaciones cercanas con el cliente

2) 62% Buscar la permanencia del negocio

3) 45% Mantener la productividad del talento en trabajo a distancia

4) 38% Retener al talento

5) 37% Enfocarse en la innovación y promoverla

 

Las 3 principales herramientas tecnológicas que se han utilizado o están por implementar para continuar y mejorar la productividad y la operación de las organizaciones son:

1) 71% “Análisis de datos”

2) 31% “Nube híbrida”

3) 20% “Inteligencia artificial”

 

Contenido relacionado: