Retención de ISR representa una barrera al eCommerce: ALAI

Palabras clave

SAT
RFC
Contenido patrocinado: 
Desde el 01 de junio la retención de ISR es obligatoria para los vendedores que comercializan en línea
Autor:
La Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI) demanda legislar para promover una mejor economía digital y que la retención de ISR no frene el desarrollo de esta actividad
Economía Digital

La retención de ISR a vendedores digitales que no estén registrados ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), será de entre el 50 y 56% de sus ganancias; esto con la finalidad de incentivarlos para que dejen la informalidad.

PARTICIPA

Sissi De la Peña, gerente de Comercio Digital y Organismos Internacionales en la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), dijo que la implementación de esta ley tendrá un impacto significativo en los usuarios, pues el SAT en ocasiones no cuenta con el sistema actualizado para dar de alta a nuevos contribuyentes o sufre caídas del sistema.

“Estamos viviendo un contexto COVID-19 donde las plataformas digitales fungen como una de las herramientas que ayudan a que muchas personas que perdieron su empleo puedan ingresar o volver a la economía a través de esta economía digital.

“Las nuevas complejidades representan una barrera adicional que puede desincentivar a muchos para seguir transaccionando en una plataforma digital, esa es nuestra preocupación como Asociación.  Siempre hemos dicho que la ley que data de los años 70 no contemplaba esto porque la economía digital no existía en ese momento, pero si se hace de manera adecuada y con tiempo necesario, para evitar fallas, la gente se incorporará a estos nuevos modelos”, ahondó De la Peña.

 

La norma ya entró en vigor, ahora, ¿qué sigue?

Desde el 01 de junio la retención de ISR es obligatoria para los vendedores que comercializan en línea. Antes de que esto fuera una realidad, una de las iniciativas de la ALAI era mantener un trabajo cercano con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para tener más tiempo de adaptación, así como un proceso de transición más sencillo y fácil para los usuarios, sin embargo esto no fue en su totalidad posible.

“Ahora prácticamente nosotros seguimos trabajando para simplificar nuestros sistemas lo más que se pueda, y es que las plataformas digitales tienen éxito dependiendo del número de usuarios que tengan, entonces cada una deberá desarrollar mecanismos y vías de educación y entrenamiento para que sus vendedores continúen generando ingresos”, añadió.

 

Te interesa leer: Inconstitucional cobro de impuestos a plataformas digitales: ALAI

 

Las plataformas seguirán trabajando en adaptar la ley a los sistemas operativos y se encargarán de brindar capacitación al personal. Y aunque habrá ganadores y perdedores, lo cierto es que se requiere activar la economía y dar certeza a los usuarios de que se está trabajando en plataformas seguras y con sistemas y retenciones adecuadas.

 

 

En busca de políticas públicas eficientes

De acuerdo con Sissi De la Peña, es necesario que el país desarrolle políticas públicas adecuadas y no poco probadas donde el mayor afectado sea el usuario.

“La economía digital es la que ayudará a los países a recuperarse después de la pandemia, y ese componente hay que entenderlo bien, no podemos regular a la tecnología como lo hacíamos con otros servicios tradicionales porque ahora la economía digital es global y hay que tener una visión de cual será su impacto”, dijo.

La ALAI propone la colaboración entre gobierno y diferentes actores de la industria privada para entender qué es la economía digital.

“Los hacedores de políticas púbicas no necesariamente tienen que entender exactamente lo que es la economía digital, pero nosotros sí lo sabemos y esa sinergia en el desarrollo de políticas de manera conjunta para entender que el Internet es el núcleo en que basamos nuestras actividades es importante para la población ayuda tener una visión más amplia”, añadió.

 

Más sobre la ALAI

La Asociación Latinoamericana de Internet promueve y defiende sus puntos de vista desarrollando posiciones públicas del sector en diversos ámbitos de la esfera pública y privada.

Se trata de una asociación civil internacional y sin fines de lucro la cual tiene como empresas integrantes a Google, Facebook, Mercado Libre, Twitter y Airbnb.

 

>>www.alai.lat

 

 

Contenido relacionado: