Recomendaciones laborales en el regreso a la nueva “normalidad”

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
La Pandemia modifica la convivencia y procesos empresariales
Autor:
Contempla el impacto de la pandemia de COVID-19 en las relaciones laborales y de RRHH en tu compañía y en el país en general, atiende las recomendaciones.
Flexibilidad en horarios y condiciones laborales

Para que tu organización transite con éxito a “la nueva normalidad” tras la pendemia de COVID-19, como líder de la empresa y con el apoyo del área de Recursos Humanos o administrativa, debes ocuparte de cumplir con los lineamientos técnicos en seguridad sanitaria en el entorno laboral emitidos por la Secretaría de Salud.

Tener claro que la seguridad e higiene de tus espacios de oficina o locales de venta son primordiales; que en los accesos deberás instalar controles de temperatura para empleados, visitantes, contratistas y clientes, entre otros.

Que deberás establecer estándares de limpieza rigurosos; proveer equipo de seguridad (cubrebocas, gel antibacterial, entre otros.); propiciar sana distancia y reconsiderar la configuración física dentro del centro de trabajo.

 

Te interesa leer: COVID-19: ¿Cómo operará la reapertura económica de México?

 

También deberá limitarse el número de personas en reuniones; acatar medidas de prevención ordenadas y considerar un regreso escalonado tomando en cuenta a personal vulnerable. A mayor concentración de empleados mayor riesgo. Eso implica mantener teletrabajo si las actividades de algunos de tus empleados lo permiten.

Asimismo es recomendable ser flexible en los horarios de trabajo y en general en las condiciones laborales; mantener alta la moral de los colaboradores, considerar brindarles apoyo psicológico.


Además de revisar y actualizar políticas internas de comunicación, convivencia privilegiando el diálogo, fortalecer estándares de seguridad e higiene y de recursos humanos.
 

Jorge G. De Presno A., socio de Basham Abogados, recomienda también considerar adquirir o habilitar nueva infraestructura tecnológica para soportar la operación de procesos en línea, reuniones virtuales y la supervisión a distancia.

 

xiaomi_8.png

 

Lo mismo que evaluar procesos internos como el reclutamiento de personal, mensajería (interna y externa), trato con proveedores y contratistas en general.

También el privilegiar el diálogo entre empleador, sindicatos y empleados con base en la confianza y realizar el monitoreo constante de medidas gubernamentales, con énfasis en una fiscalización desproporcionada de estas.

 

La nueva “normalidad”

De Presno aconsejó tener presente lo siguiente:

 

• Acuerdo de la Secretaría de Salud del 14 de mayo de 2020 en el que se establece la estrategia para la reapertura de actividades  sociales, educativas y económicas a través de un sistema de semáforo por regiones.

• Se amplía el listado de actividades consideradas esenciales e incluye las industria minera, construcción y fabricación de medios de trasporte, esta última entendida como industria automotriz y de autopartes.

La reapertura de actividades que fueron suspendidas será a través de una estrategia que abarca las siguientes tres etapas:

Primera etapa.- 18 de mayo de 2020 y consiste en la reapertura sin restricciones de la actividad económica en los municipios sin presencia de COVID-19 y que no tengan vecindad con municipios con casos confirmados de contagio (“municipios de la esperanza”).

Segunda etapa.- Del 18 al 31 de mayo de 2020 y consistirá en llevar a cabo acciones tendentes a la reapertura de actividades económicas a través de la elaboración de protocolos, capacitación a empleados, reconfiguración de espacios y filtros de acceso a los establecimiento de conformidad con los lineamientos de seguridad sanitaria en el entorno laboral publicados por la Secretaría de Salud.

Tercera etapa.- Iniciará el 1 de junio de 2020 y considera el reinicio de actividades en el resto del país en atención a un sistema de “semáforo” por regiones que serán evaluadas semanalmente.

 

xiaomi_9.png

 

Contenido relacionado: