¿Qué riesgos representa el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil?

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Optimiti Network se pronuncia contra el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil
Autor:
¿Otorgar o no nuestros datos biométricos como usuarios de telefonía móvil? ¿Qué antecedentes tenemos que nos lleven a pensar en que es una mala idea?
Datos biométricos de usuarios móviles

El integrador de ciberseguridad, Optimiti Network, refiere que, ante la iniciativa de formar un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil para combatir la delincuencia y crimen organizado, ampararse para no otorgar dichos datos biométricos tienen bases constitucionales, advirtió Alice Oliva, Oficial de Cumplimiento Legal y Consultor jurídico Corporativo (Legal Tech Officer) de la empresa.

INFORMACIÓN

Alice Oliva recordó que México ya ha sufrido robo de datos personales de los ciudadanos por parte de la delincuencia, e incluso señaló que esos datos se encontraron en el mercado negro. Los mismos riesgos correrán los datos biométricos que se le quieren pedir a la población.

“En 2009 hubo un mecanismo similar llamado Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, Renaut, obligatorio por la Comisión Federal de Telecomunicaciones, que obligaba a los concesionarios a llevar un registro de los datos personales y biométricos de los usuarios, el cual fue cancelado en 2011 porque no cumplió con sus funciones para combatir al crimen organizado y que, por el contrario, recabó información que terminó en el mercado negro”, señaló la ejecutiva.

Existen datos que entre el 2017 y el 2018, la mayoría de los delitos a través de telefonía, se hicieron desde centros penitenciarios. Además, México es el tercer país más atacado cibernéticamente.

¿Por qué negarnos al registro?

De acuerdo con Olivia, la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil se asienta en bases inconstitucionales, y trastoca los artículos 16 y 6 de la Constitución que resguardan el derecho a la protección de los datos personales (Art °16) y a la información (Art °6).

“Condicionar la posibilidad de tener una línea de telecomunicación, tan sólo a cambio de los datos biométricos, impediría el acceso a las TIC y afectaría el derecho a un consentimiento libre, pues el usuario no tendría otra opción que entregar sus datos al concesionario”.

La ejecutiva considera que el usuario queda desprotegido en el caso de que un delincuente acceda a sus datos biométricos y los utilice para delinquir. En tal caso, la policía aprendería al usuario y no al delincuente.

Señaló que son a considerarse los antecedentes de la vulnerabilidad cibernética en los sistemas mexicanos que resguardan los datos personales.

Señala también que no hay ningún ejemplo de un padrón similar en países de primer mundo con tradición democrática; en cambio si los hay en países como Venezuela y Afganistán, donde no manejan una imagen de democracia.

Te interesa leer: Optimiti Network cumple una década cuidando al mercado

“El Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil no es una garantía para combatir el crimen o frenar la delincuencia; en cambio, sí afecta los derechos humanos de acceso a la información y protección de los datos personales”.

Si bien, el amparo provisional aprobado por el juez, Juan Pablo Gómez Fierro, todavía no es definitivo, permite al quejoso no tener la obligación de dar datos a los concesionarios, lo que prueba que los amparos son posibles ante dicha ley.

 

Contenido relacionado: