¿Qué obstáculos evitan convertirse en un negocio digital?

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
No abordar estos obstáculos traerá como resultado entornos inseguros y con bajo desempeño
Autor:
CenturyLink explica qué deben tener en cuenta los negocios digitales para incorporarse con éxito al sector
Transformación digital

Es importante que las empresas identifiquen sus fortalezas y área de oportunidad para transitar de manera exitosa a las nuevas plataformas y el ecosistema digital. Las metas del negocio digital incluyen aumentar las funcionalidades, mejorar las eficiencias operativas y optimizar la experiencia del cliente y para cumplir cualquiera de estos objetivos, es necesario incrementar u optimizar las aplicaciones existentes.

INFORMACION

Los obstáculos más comunes a los que se enfrentan los negocios digitales son: infraestructura de legado inflexible, arquitectura de TI compleja y seguridad de los datos y aplicaciones. No abordar estos obstáculos traerá como resultado entornos inseguros y con bajo desempeño que frustran a los usuarios y complican la vida de los administradores.

Infraestructura inflexible

A medida que las organizaciones suman nuevas aplicaciones para automatizar los procesos y mejorar la usabilidad, el tráfico de datos aumenta sustancialmente. Una parte de dicho tráfico se origina en la red, mientras que una porción mucho mayor fluye desde una cantidad creciente de dispositivos – smartphones, tablets, aplicaciones de redes sociales y en algunos casos dispositivos industriales específicamente diseñados.

La Internet de las Cosas (IoT) y el 5G crearán más datos aun a través de sensores y rastreadores implementados en una variedad de entornos, desde edificios inteligentes a ciudades inteligentes, a vastos ambientes industriales distribuidos donde los equipamientos y las personas son monitoreados las 24 horas.

Te interesa leer: Operaciones híbridas como impulso para la transformación digital

Las empresas necesitan redes adaptativas, inteligentes para transportar los datos entre miles de millones de dispositivos, sitios de borde, data centers y entornos de nube de todo el mundo. De otra manera, no pueden adaptarse a las fluctuaciones del tráfico o responder ante un impulso de la demanda inesperadamente significativo.

Arquitectura de TI compleja

Otro obstáculo que las empresas enfrentan en su camino hacia el negocio digital es la complejidad. Ampliamente impulsadas por los costos, las empresas están tomando decisiones importantes respecto de qué aplicaciones mover y a qué nubes hacerlo. Determinadas aplicaciones se ejecutan mejor – y son más asequibles– en una determinada nube que en otra.

Los entornos multinube, que combinan nubes públicas y privadas, pueden presentar desafíos tales como descubrir qué aplicación ejecutar en qué nube, basándose en las necesidades de transferencias de datos, en la seguridad y en otros factores.

Todos estos factores garantizan que los entornos sean dinámicos, no estáticos, lo que agrega complejidad a la gestión. De modo que mientras la flexibilidad y la escalabilidad de los entornos multinube son atributos bienvenidos, las organizaciones necesitan estrategias bien definidas y herramientas capaces para asegurar y gerenciar sus entornos de manera simplificada.

Seguridad de los datos y de las aplicaciones

Otro obstáculo para las estrategias digitales es la necesidad de asegurar más puntos finales y aplicaciones. Ya no basta con asegurar el perímetro, porque la movilidad e IoT están haciendo que la red sea ubicua. Los servicios de seguridad de red virtualizados y balanceo de carga están remplazando la seguridad basada en el perímetro.

Es por ello que las redes deben tener seguridad incorporada para reconocer y priorizar de manera segura los datos de la aplicación. Dado que no se puede colocar un firewall en cada smartphone y fuente de datos, los datos deben asegurarse mientras viajan en la red, con monitoreo y analítica que mejore constantemente a través del aprendizaje automático.

Si bien la transición digital requiere de mucha planificación e infraestructura, las empresas deben buscar aliados que cuentan con los recursos, herramientas y experiencia necesaria para diseñar y cumplir sus metas digitales.

Contenido relacionado: