¿Qué mejores prácticas has implementado durante la pandemia?

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Ser disruptivo en época de crisis se ha convertido en el nuevo reto de las organizaciones, no importa su giro o tamaño; y esto debe ir acompañado de buenas prácticas para identificar y clasificar riesgos
Autor:
En la combinación teletrabajo y vida personal debe de existir un equilibrio, algunas empresas desarrollaron programas de bienestar para garantizar la salud de sus colaboradores.
Compliance

Legislar el trabajo a distancia debe contemplar aspectos que pudieran parecer muy básicos como, si el trabajador cuenta con una silla ergonómico hasta, si cuenta con equipo, conexión a Internet, entre otros aspectos.

INFORMACIÓN

Jeannet Mendoza, líder de Talento y Desarrollo en AztraZeneca, dijo que la farmacéutica, desde antes de la pandemia ya ejecutaba acciones de trabajo a distancia, pero no de home schooling por lo que fue necesario desarrollar propuestas para que los trabajadores contaran con las herramientas y tiempos para desempeñar sus labores.

“A partir de esta situación vemos que hoy más que nunca es necesario legislar el trabajo a distancia, nosotros contamos con manuales de buenas prácticas, pero todo ocurrió de pronto que tuvimos que reaccionar, y el acompañamiento es fundamental para que las empresas se mantengan de pie”, detalló Mendoza.

A decir de la representante de AztraZeneca, las organizaciones deben poner como prioridad la salud de sus colaboradores.

“Percibimos una curva de cambio que consiste en vivir diferentes estados emocionales. A la gente le da miedo salir, pero tenemos que enfrentar esa nueva normalidad pues difícilmente podremos parar la operación. Es por ello que la gente debe de estar preparada y consciente, y nosotros garantizar que esté sana y segura”, agregó.

 

buenas_practicas_empresariales_1_1.png

 

Ser disruptivo en época de crisis se ha convertido en el nuevo reto de las organizaciones, no importa su giro o tamaño; y esto debe ir acompañado de buenas prácticas para identificar y clasificar riesgos, así lo dijo Fernando Cevallos CEO y fundador de F&C Consulting Group.

 

Te interesa leer: CDMX lanza portal de transparencia sobre COVID-19

 

Recursos Humanos y Compliance van de la mano

Wendy Alcalá, vicepresidenta Legal y de Compliance en Nestlé México, destacó la confianza en los empleados como una buena práctica, pues son estos quienes saben cuáles son sus actividades, cómo y cuándo deber realizarlas.

Explicó que durante el confinamiento así como puede haber colaboradores que vivan solos, están aquellos que conviven con más personas y hay que abordar es perspectiva, promoviendo el desempeño, la movilidad y la resiliencia.

En ese sentido, la compañía desarrolló un programa de bienestar que incluye una serie de recursos y talleres emocionales para manejar de manera equilibrada la ecuación trabajo-hogar.

“Incluso tenemos iniciativas relacionadas con el deporte, creemos que hay que tener un equilibrio y todo esto nos ha hecho replantear y poner disciplina, orden y normas. Conforme avanzan los días van surgiendo dudas e inquietudes y también trajimos especialistas que nos hablan de temas financieros, sobre las Afores, fondos de ahorro, y mucho más”, añadió Alcalá.

 

buenas_practicas_empresariales_2_1.png

 

La actual situación ha dejado en claro las áreas de Recursos Humanos van de la mano con el tema de mejores prácticas, y es que al inicio de la cuarentena la mayoría de los empleados trabajaban sin parar, y perdían, hasta cierto punto, la noción del tiempo, en ese aspecto es importante la implementación de políticas humanas.

 

Aspectos a contemplar sobre ética y compliance  ante la nueva normalidad

Daniel Medina, asesor de Cumplimiento Global en FINCCOM, habló de la implementación de tecnología como la Inteligencia Artificial para hacer frente a los requerimientos operacionales de las organizaciones, pero también como medio de protección de los derechos humanos.

De acuerdo con Medina, la Unión Europea sugiere la implementación de nuevas innovaciones tecnológicas basadas en cuatro puntos; que sean adecuadas, efectivas, necesarias y proporcionales. De no cumplirse con esto, las empresas pueden ser acreedoras a multas.

“Antes que nada se debe de tener presente que la tecnología debe de ser usada para resolver problemas críticos y fundamentales del ser humano, pero tampoco se trata de sobresolucionar un problema”, explicó.

 

>>www.fcconsultingroup.com

 

Contenido relacionado: