Prevención de pérdidas en supermercados con herramientas IT

Palabras clave

Autor:
Los supermercados buscan reducir las pérdidas de producto ya sea por merma, robo, o falta de visualización hacia el consumidor
Tendencias y soluciones

Los supermercados tienen la constante preocupación por la prevención de pérdidas. Con tantos artículos de distintos precios y muchas transacciones procesadas, la tentación de engañar al sistema proviene de clientes y empleados. Las incidencias de fraude y robo pueden ser tan pequeñas que pasan desapercibidas, pero no son aisladas y aumentan con el tiempo. En este sentido, encontrarlos y evitarlos es crucial para el negocio.

Los eventos a veces son tan sutiles que podrían ser considerados errores: un envase de comida para perros o botellas de agua pueden pasar en el carrito sin ser incluidos en el ticket de compra, por ejemplo, o un descuento o devolución realizados fuera de la política. Otros golpes pueden ser obviamente deliberados como cuando la caja de la tienda disminuye el valor de la compra de un amigo o un cliente olvida de pasar uno de los paquetes.

Los supermercados han utilizado cada vez más informes basados en excepciones para identificar el fraude, el robo y el error de empleados. Definiendo cómo son los datos de una transacción "normal" y buscando las transacciones que no encajan en ese modelo, los informes basados en excepciones ayudan a descubrir e investigar los patrones de pérdida más rápidamente. Aquí hay cuatro delitos comunes que cuestan tiempo y dinero en el supermercado:

  • El riesgo en el check-out. Un método común de defraudar a las tiendas en la caja es el intercambio de artículos más caros por los códigos de los productos más baratos. Un paquete con cerveza artesanal, por ejemplo, registrado con en el código de plátano.
  • Amigos y descuentos para las familias. Empleados de caja pueden ayudar amigos intercambiando categorías, carne picada por lomo, por ejemplo. La solución basada en la gestión de excepciones permite al retailer buscar la excepción en los KPIs establecidos, incluyendo conteo de reembolso, y productos sin código correspondiente, y tarjetas de crédito con actividades de empleados y no empleados.
  • Devolución de artículos. Devoluciones son procesos que ocurren con frecuencia en los supermercados por distintas razones. Un sistema de detección de fraude puede, por ejemplo, apuntar las instancias en las que después de una venta en efectivo se devolvió el artículo.
  • Programas de Fidelización. Los programas de fidelización proporcionan datos para que los retailers analicen el histórico de compras y creen recomendaciones personalizadas. Este valioso programa también se está convirtiendo rápidamente en una zona de crecimiento de fraude.

Por: Rose Spicer, directora senior de Marketing de Retail, Oracle.

Contenido relacionado: