Paraísos de hackers, al descubierto

Palabras clave

Héctor Pérez, gerente e-Commerce de Norton para Latinoamérica.
Autor:
En el segundo episodio de “La ciudad más peligrosa de Internet”, Symantec muestra algunos escondites establecidos legalmente en los que se diseñan amenazas cibernéticas
Hackeo

Norton by Symantec presentó el segundo episodio del proyecto de investigación La ciudad más peligrosa en Internet, documental creado para “sensibilizar a la gente de los esfuerzos que hacen los cibercriminales por obtener mayores beneficios y mostrar lo que hace Symantec para proteger a empresas, consumidores y usuarios de Internet”, señaló Héctor Pérez, gerente e-Commerce de Norton para Latinoamérica.

INFORMACIÓN

El nuevo episodio titulado ¿Dónde se esconde el cibercrimen? muestra algunas de las motivaciones de los delincuentes cibernéticos, así como técnicas que usan para exponer datos sensibles y privados.

El documental, dirigido por Daniel Junge, director ganador del Oscar, expone varios bunkers informáticos donde los hackers atesoran y comercializan información. El primer episodio se transmitió el año pasado.

Investigadores de Norton buscaron centros de comercialización ilegal de información y servidores “a prueba de balas” –bautizados así debido a que están programados para resistir acusaciones anti-spam o denuncias que delaten su clandestinidad– más grandes, a nivel global. En el film se habla de la tecnología utilizada por cibercriminales para ocultar actividades ilegales como robo de datos, phishing y ransomware a través de plataformas autorizadas.

Pérez afirmó que el objetivo fue destacar la importancia de la seguridad en línea para conocer cómo es una continua carrera de los cibercriminales que buscan cómo darle la vuelta a las plataformas, a las leyes y distintos canales que hay en Internet.

“Las empresas de seguridad tenemos la misión de estar un paso adelante de los cibercriminales, mientras que los Gobiernos y las empresas deben estar al tanto de lo que sucede. Hay mucha gente dedicada a hacer daño a las organizaciones o de obtener beneficios económicos de actividades de hackeo”, indicó el ejecutivo.

Norton ilustra la realidad de escondites establecidos legalmente, en los que se diseña gran parte de las amenazas cibernéticas más importantes del mundo. “Al mismo tiempo, estas guaridas operan para otras corporaciones lícitas y organizaciones similares, por lo que sus funciones regularmente están en conflicto entre lo indebido y lo ético”, afirmó Pérez.

Sitios que van desde bunkers hasta la nube son parte de la lista de refugios de los piratas cibernéticos, que cuentan con grandes ventajas ya que desde ahí pueden controlar cómodamente los servidores y robar información las 24 horas del día sin interrupción.

El ejecutivo dijo que se trata de gente bastante inteligente y con una capacidad tecnológica muy avanzada, “que está siempre haciendo nuevas pruebas y por eso salen nuevas amenazas todo el tiempo. Hay  tres tipos de hackers: los de sombrero blanco, gris y negro. Los negros son los malos, los blancos hacen el ‘hackeo ético’, hacen pruebas de seguridad, contribuyen a contrarrestar a los de sombrero negro; los grises trabajan para quien los contrate”.

El sitio oficial de La ciudad más peligrosa en Internet: http://mx.norton.com/mostdangeroustown2/
 

Contenido relacionado: