No existe competencia en telecom, América Móvil y Televisa mantienen dominio

Palabras clave

IFT
The CIU
Autor:
El predominio de los monopolios mexicanos únicamente ha disminuido 0.7% en 3 años
Reforma de Telecomunicaciones

En marzo de 2014, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) declaró a América Móvil y a Grupo Televisa como agentes económicos preponderantes en los sectores de Telecomunicaciones y Radiodifusión, respectivamente.

Acto seguido, el órgano regulador impuso condiciones regulatorias específicas a ambos Grupos de Interés Económico (GIE) con los objetivos de detonar un ambiente de competencia en la provisión de los servicios en ambos sectores, maximizar el excedente de los consumidores, fomentar la entrada de nuevos oferentes y, específicamente, reducir su participación como Agentes Económicos Preponderantes (AEP).

A tres años de la preponderancia se identifica que, en el sector de las telecomunicaciones, diferentes métricas dan cuenta de un escaso avance en la evasiva promesa de la Reforma de Telecomunicaciones de re balancear los mercados a favor de los competidores.

Te interesa leer: En telecom, bajos precios y baja calidad

Mientras que, en la Resolución de Preponderancia, el IFT señaló que en junio de 2013 América Móvil tenía una participación de mercado de 61.5% medida por el total de usuarios de telecomunicaciones o Unidades Generadoras de Ingreso (UGI) que atiende, a septiembre de 2016 contaba con 60.8% del total de UGI.

Lo anterior significa que su tenencia de usuarios de telecomunicaciones se ha reducido tan sólo 0.7 puntos porcentuales (pp.) durante el periodo de preponderancia, es decir, prácticamente se ha mantenido en el mismo nivel.

Puntos más o puntos menos, pero pocos. Es decir, seguimos en México con la ausencia de competencia efectiva, aun a tres años de la introducción de medidas, que en telecomunicaciones fijas y móviles revelan su insuficiencia e incapacidad de hacer más competido al sector.

En materia de acciones por tomar para el prometido rebalanceo de la competencia de telecomunicaciones en México, por ejemplo, ha quedado pendiente la consecución efectiva de la compartición de infraestructura y desagregación de la red local, en razón de que las actuales condiciones tarifarias, de acceso y uso de la infraestructura pasiva y red de fibra óptica del preponderante han impedido la consecución de estos acuerdos.

Adicionalmente y de acuerdo con un análisis, The Competitive Intelligence Unit afirma que “el surgimiento de nuevas alternativas en el acceso y provisión de contenidos audiovisuales, frente a plataformas tradicionales de programación lineal (TV abierta y de paga), que habilitan el consumo ubicuo y bajo demanda (on-demand), así como una mejor experiencia de usuario, han detonado una creciente competencia por captar la atención de la audiencia”.

De tal manera que, al cierre de 2016, la proporción de hogares que accede a contenidos audiovisuales únicamente desde la televisión abierta (43.8%) es cercana a aquella que lo hace a través de la televisión de paga (58.5%) y la de hogares que cuentan con servicios de video bajo demanda por internet de paga mejor conocidos como Over-The-Top (OTT) se aproxima a paso acelerado, a tan sólo 5 años de su introducción al mercado, a las razones anteriores (20.4%).

Por su parte, en materia de implementación de las medidas de preponderancia en Radiodifusión se registran avances en la gestación de competencia efectiva y desarrollo de nuevos competidores.

Con base en las métricas y referencias anteriores, se puede concluir que mientras que la configuración competitiva y condiciones de mercado en telecomunicaciones siguen siendo similares después de tres años de la intervención regulatoria de preponderancia, en el sector de radiodifusión se han consolidado cambios sustanciales en beneficio de los consumidores, los competidores y, especialmente, de la competencia efectiva.

Contenido relacionado:

¡ Déjanos un comentario !