Netskope crea canal especializado y estrategia de distribución para Latam

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Alain Karioty, director regional de ventas Netskope  para Latinoamérica
Autor:
Formación y especialización, puntos claves para Netskope en la relación con su canal de distribución
Canal de Distribución

Cuatro meses han sido suficientes para que Netskope, compañía líder en soluciones de Seguridad Cloud, haya desplegado un plan estratégico centrado en su posicionamiento comercial en Latinoamérica y en el desarrollo de una red de partners especializada.

INFORMACION

Dicho plan, que contempla una relación directa con canales bien posicionados en distintos segmentos (financiero, seguros, retail, salud, construcción, energía, petróleo y gas) integra, además, tres fases encadenadas. 

Así, y tras el desarrollo de una red de partners conformada por socios comprometidos y especializados en la mayor parte de los países de la región, Netskope afronta ahora una etapa de instrucción, en la que la formación y capacitación de los socios se complementa con cursos remotos y presenciales, así como pruebas de concepto con varios de los clientes de los canales. Tras ello, el objetivo de la compañía pasa por componer un canal en el que primen el foco, la calidad versus la cantidad y el compromiso, este último por ambas partes, Netskope está limitando la cantidad de canales por país.

Te interesa leer: Netskope llega a México para servicios de seguridad en la nube

"Al igual que el uso de aplicaciones en la nube crece rápidamente, también lo hacen los desafíos de seguridad, una verdadera pesadilla para los departamentos de TI y de cumplimiento. En este contexto el mercado Cloud Access Security Broker/Cloud Security Gateway está despertando mucho interés en Latinoamérica", confirma Alain Karioty, director regional de ventas de la compañía para Latinoamérica

Netskope tiene como misión apoyar a organizaciones en la utilización de las aplicaciones en la nube por los usuarios. Sus soluciones Cloud Access Security Broker están indicadas, entre otras, para las empresas que poseen aplicaciones en la nube controladas por el departamento de TI (Office 365, Google Suite, etc.); para aquellas donde los usuarios utilizan aplicaciones en la nube que no son administradas de forma centralizada por las TI; o para las que no desean bloquear todas las aplicaciones pero sí quieren controlar el uso que se hace de ellas, sobre todo en cuanto a los datos que se mueven en ellas.

Contenido relacionado:

¡ Déjanos un comentario !