Los desafíos del comercio electrónico

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
El comercio rápido ya está entre nosotros, y hay que tomarlo en cuenta porque le está dando sentido a la próxima generación de comercio digital.
Autor:
Desde el eCommerce Institute se brindan herramientas y capacitación para trabajar en el canal online entendiendo que los consumidores deben obtener lo que necesitan.
¿Qué buscan los compradores?

El comercio electrónico en México generó en 2020 un total de 316 mil millones de pesos, lo que representa un crecimiento del 81% en comparación con 2019.

INFORMACIÓN

Marcos Pueyrredon, presidente del eCommerce Institute, dijo que el comercio electrónico dejó claro su potencial para sostenerse bajo cualquier circunstancia, sobre todo para que empresarios y emprendedores encuentren una manera de dar continuidad a sus negocios.

Explicó que desde el eCommerce Institute se trabaja en poner a disposición herramientas y espacios de capacitación para que los interesados en trabajar en el canal online sean parte de la solución para la reactivación económica de cada país.

“El comercio electrónico está más fuerte que nunca, y el reto es trabajar en optimizar, profesionalizar y continuar con la inversión en soluciones que den al canal online la sustentabilidad y rentabilidad para llegar a una penetración más alta este 2021”, detalló Pueyrredon.

Para el ejecutivo, disponer de grandes volúmenes de información en tiempo real permite la toma de decisiones y favorece la experiencia de compra online, ayudando que el consumidor obtenga lo que necesita.

“El comercio rápido ya está entre nosotros, y hay que tomarlo en cuenta porque le está dando sentido a la próxima generación de comercio digital. Los clientes no quieren esperar más de una semana para obtener sus productos, tampoco quieren un pedido mínimo, sino que eligen comprar lo que necesitan y quieren todo en un solo punto de entrega”, añadió.

Te interesa leer: Drop shipping efectivo con Xentra

Pueyrredon dijo que los retos del comercio electrónico contemplan que las empresas y cadenas de valor que busquen evolucionar diseñen estrategias para resolver las complejidades de los múltiples puntos de venta y contacto, y no solo enfocarse en la atención de los clientes.

“Será vital pensar en la entrega y pago de productos con operaciones variadas en su origen, estas pueden ser múltiples y colaborativas desde centros de distribución ya sean locales o de terceros, así como otras soluciones probadas más audaces y por ende digitalizadas”, agregó.

 

 

Contenido relacionado: