Llegan los procesadores escalables Intel Xeon de tercera generación

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Procesadores escalables Intel Xeon de tercera generación
Autor:
Diseñados para centros de datos con Inteligencia Artificial prometen hasta 46% más desempeño en comparación con la generación anterior.
Potencia las cargas de trabajo

Con la promesa de brindar una arquitectura flexible con aceleración de Inteligencia Artificial y capacidades de seguridad avanzadas para proteger los datos, Intel presentó la tercera generación de procesadores escalables Intel Xeon.

Los nuevos procesadores Intel Xeon de tercera generación que serán identificados con el nombre código Ice Lake son la base de la plataforma de centro de datos de Intel, característica que permitirá a los clientes capitalizar algunas de las oportunidades comerciales más exigentes del mercado actual.

Navin Shenoy, vicepresidente ejecutivo y gerente general del grupo de Plataformas de Datos en Intel, dijo que los procesadores Intel Xeon de tercera generación ofrecen un aumento significativo del desempeño en comparación con la generación anterior; además de que mejoran hasta en un 46% las cargas de trabajo de los centros de datos.

De acuerdo con Shenoy, la plataforma es más flexible y brinda mayor desempeño, factores que soportan cargas de trabajo desde la nube hasta la red y el edge.

“La intención de Intel es resolver problemas con tecnología innovadora, sobre todo en este momento crucial de la historia donde las sociedades han mostrado resiliencia y han adoptado soluciones para mantener su operación”, detalló el ejecutivo.

Por su parte, Lisa Spelman, vicepresidenta corporativa y directora general del Grupo Xeon, mencionó que los procesadores Intel Xeon ofrecen, entre otras características, consumo de uno, dos, cuatro y ocho conectores, mayor densidad de máquinas virtuales así como ahorros en el costo total de propiedad.

Asimismo, la plataforma Xeon ofrece hasta 40 núcleos y mayor ancho de banda. Destacó que esta tecnología es ideal para áreas como las de diseño en donde el procesamiento de imágenes en tiempo real permite determinar que los requerimientos sean los óptimos.

“Los beneficios de Xeon van más allá de su origen mismo, estos procesadores están diseñados para resolver problemas fijos de distintas industrias, incluidas las que utilizan IoT como las plantas de producción, además tienen capacidad de red para mover los datos de manera rápida y aprovechar al máximo el poder de la red 5G”, explicó Spelman.

Otras de las características de los procesadores son aceleración de Inteligencia Artificial integrada, seguridad integrada y aceleración criptográfica integrada.

Te interesa leer: Intel apuesta a la Nube, IoT e Inteligencia Artificial

Los ejecutivos definieron la plataforma de centros de datos de Intel como la más dominante del mercado al contar con capacidades para mover, almacenar y procesar datos.

Mejora la experiencia en la nube, red y edge

Como parte de los valores agregados de la plataforma escalable Intel Xeon de tercera generación destacan la capacidad de optimizar las cargas de trabajo en la nube y el soporte de una amplia gama de entornos de servicio. Mientras que para el edge, los procesadores brindan desempeño, seguridad y controles operativos necesarios para potenciar la Inteligencia Artificial, análisis complejo de imágenes o videos y cargas de trabajo consolidadas en el edge inteligente.

 

 

Contenido relacionado: