Llega “Libra”, la nueva criptomoneda de Facebook

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Libra se basará en reservas financieras, lo que significa que no será tan volátil e inestable
Autor:
Facebook se ha unido a otras 27 organizaciones para lanzar una criptomoneda que podrán usar particulares y establecimientos
Cartera digital

El Mundo.- Facebook y otras 27 organizaciones anunciaron la creación de Libra, una nueva criptomoneda que podrá usarse tanto para transacciones entre particulares como para compras en establecimientos y estará integrada en WhatsApp y Messenger a partir de 2020.

INFORMACION

La criptomoneda no dependerá directamente de la empresa de Mark Zuckerberg, sino que estará gestionada por un consorcio de empresas agrupadas bajo la Asociación Libra con sede en Ginebra (Suiza).

Entre los "miembros fundadores" se incluyen, además de Facebook, a Visa, Mastercard, Vodafone, PayPal, eBay, Spotify, Uber, Lyft, Booking Holdings (propietaria de Booking.com, Priceline.com y Kayak.com) y la firma argentina de comercio electrónico Mercado Libre, entre otras.

Te interesa leer: Facebook se encuentra trabajando en su propia criptomoneda

Para llevar a cabo la integración de la criptomoneda en sus servicios, Facebook creará una subsidiaria financiera, Calibra, que sí dependerá íntegramente de la red social y en la que no participarán el resto de los miembros fundadores de la asociación.

El primer producto de Calibra será una cartera digital para criptomonedas Libra accesible inicialmente desde WhatsApp y Messenger.

Calibra no compartirá información de la cuenta o datos financieros con Facebook ni con terceros "sin el consentimiento del cliente” y las transacciones que se lleven a cabo mediante Calibra no influirán, por ejemplo, en los anuncios que luego le aparezcan al usuario en la red social, salvo que este haya dado permiso expreso para ello.

Sí se compartirán datos financieros con terceros, sin embargo, con los siguientes propósitos: cumplir con la ley de cada país, proteger las cuentas de los clientes ante posibles fraudes, permitir el procesamiento de pagos y evitar la actividad delincuente.

A diferencia de las criptomonedas actuales, como el bitcoin, Libra se basará en reservas financieras, lo que significa que no será tan volátil e inestable. La idea es que, al recibir un pago en Libra, los usuarios puedan decidir si mantienen ese valor en la moneda digital o lo cambian a su divisa doméstica acorde con la conversión que corresponda y lo transfieren a un banco local.

Contenido relacionado: