¿La tecnología puede reducir el estrés en el trabajo?

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Autor:
Mantener productivos y felices a los empleados es una de las principales prioridades de las empresas en su lucha por combatir el agotamiento, plantea Dell Technologies.
Investigación neurocientífica

A principios de este año Dell Technologies se implicó en su primer estudio de neurociencia “Brain on Tech”.

El objetivo fue explorar la relación entrelazada que los humanos tienen con la tecnología y cómo afecta la capacidad para trabajar. 

Se supervisó la actividad cerebral de los participantes en tiempo real mediante auriculares de escaneo EEG mientras trabajaban e interactuaban con la tecnología. Esto se hizo con ayuda de EMOTIV, quien es el líder mundial en tecnologías portátiles de detección del cerebro y neurociencia del consumidor. 

brain_on_teach2_1.png

Los resultados del estudio revelaron que las experiencias con buena y mala tecnología impactan directamente en la productividad y en cómo se sienten los empleados.

A pesar de que la  tecnología como las PCs puede ser la única conexión física que un empleado tiene con una empresa también son la puerta de entrada para interactuar con la cultura de la empresa y conectarse con clientes y compañeros de trabajo. las Tecnologías de la Información (TI) ya no es solo un cubículo para ayudar a solucionar fallas del sistema o bloqueos de computadoras.

La investigación de Brain on Tech reveló que proporcionar a los empleados tecnología sólida y funcional es más importante que nunca. 

  • Desde el primer día, tener una buena experiencia con la PC de trabajo es fundamental y garantiza una productividad óptima.
  • Los empleados pueden lograr un asombroso 37% más en un día laboral cuando usan buena tecnología.
  • Una mala experiencia tecnológica impide el desempeño de los empleados en más de un 30 % en promedio, independientemente de los conocimientos informáticos percibidos por el usuario.  
  • Hay impactos generacionales. Los millennials más jóvenes y la generación Z fueron los más afectados por las malas experiencias tecnológicas, con un desempeño dos veces menor que el de los participantes mayores en el estudio. 

El estudio midió la emoción una vez que los participantes recibieron y usaron computadoras nuevas y que funcionaban mejor. Al finalizar el experimento, se concluyó que el cambio de equipo provocó más emoción que recibir una recompensa monetaria. 

Te interesa leer: Dell Technologies robustece su programa

La forma en que los participantes del estudio se recuperaron del estrés de una mala experiencia tecnológica se convirtió en un dato importante, ya que demostró el efecto que tiene el estrés durante un período prolongado. 

Los resultados muestran que quienes experimentan estos momentos de alto estrés tardan tres veces más en relajarse y recuperarse, incluso cuando escuchan música relajante, en comparación con quienes experimentan momentos menos estresantes en la jornada laboral. 

Contenido relacionado: