“La interacción del futuro no se hace con botones”

Autor:
México

En la medida en que creamos nuevas experiencias, también debemos controlar la expectativa de los...

Hay un gran movimiento para el uso de interacciones por voz. De acuerdo con las estimaciones hechas a finales de 2017, tan solo en Estados Unidos, 33 millones de dispositivos fueron habilitados para interacción por voz y para uso doméstico.

En la medida en que creamos nuevas experiencias, también debemos controlar la expectativa de los usuarios y entender la necesidad de control para cada contexto. No siempre podemos esperar resultados felices cuando lo nuevo reemplaza lo viejo. Se debe considerar el contexto y el esfuerzo realizado para tareas cotidianas. Por ejemplo, en el caso de chatbots para construir una frase que tenga sentido, se necesita escribir mucho más de lo que sería necesario al simplemente seleccionar opciones de una interfaz gráfica. Es necesario considerar que la interacción por voz es más natural, sin embargo, no debemos dejar de usar recursos visuales que están disponibles para ofrecer una mayor comprensión y control a los usuarios. Por ejemplo, gestionar un dispositivo por gestos puede ser más rápido y eficaz cuando es una interacción simple como aumentar la velocidad o el volumen. También es posible, más rápido y más natural comunicar una expresión por gestos, por ejemplo: “¡Me gustó!” o “¡No me gustó!”.

El rol del diseñador en este panorama

La aplicación adecuada de tecnologías es simplemente una cuestión de usar lo que hay a nuestra disposición para crear los próximos estándares de productos y servicios con un proceso centrado en el ser humano – que mantiene en el enfoque las necesidades reales del usuario.

Palabras clave

num revista: 
1190
seccion revista: 

¡ Déjanos un comentario !