Investigan hackeo a videoconferencias en Zoom

Palabras clave

app
Contenido patrocinado: 
Zoom aseguró "tomarse muy en serio la vida privada, la seguridad y la confianza de sus usuarios"
Autor:
Usuarios relatan en redes sociales cómo súbitamente vieron imágenes pornográficas o racistas inundar sus pantallas durante videoconferencias.
Ciberseguridad

El Economista / ABC.- La Fiscalía General del Estado de Nueva York investiga a la aplicación Zoom debido al aumento de hackeos en sus videoconferencias.

La herramienta, creada en 2011 por una empresa estadounidense fundada por Eric Yuan, ha aumentado su uso debido a la contingencia por COVID-19, pero en las últimas semanas se revelaron algunas debilidades a nivel técnico que, según expertos en seguridad informática, puede poner en compromiso los datos personales de sus usuarios. Una de ellas fue el descubrimiento de que enviaba información personal a la red social Facebook.

“Enviamos una carta a Zoom con una serie de preguntas para asegurarnos de que la empresa toma medidas apropiadas para garantizar la vida privada y la seguridad de los usuarios", dijo a la AFP un portavoz de la fiscal Letitia James.

 

Te interesa leer: WhatsApp lanza el Centro de Información sobre Coronavirus

 

En las redes sociales, con la etiqueta #zoombombed, los usuarios también relatan cómo súbitamente vieron imágenes pornográficas o racistas inundar sus pantallas durante videoconferencias. La oficina del FBI en Boston informó que recibió "varias indicaciones de teleconferencias perturbadas por imágenes pornográficas o de odio y lenguaje amenazante", según indicó en un comunicado.

En Boston un estudiante de secundaria de Massachusetts contó que un profesor interrumpió su clase cuando un individuo desconocido apareció en la pantalla "gritando insultos y la dirección personal del profesor". Otra escuela del mismo estado denunció la aparición súbita de un individuo en sus clases con tatuajes de cruces gamadas.

Para evitar el hackeo el FBI recomienda ajustar los parámetros para tornar las reuniones privadas y no compartir la pantalla. Por su parte la empresa Zoom, basada en Silicon Valley, aseguró "tomarse muy en serio la vida privada, la seguridad y la confianza de sus usuarios".

"Trabajamos las 24 horas del día para garantizar que los hospitales, universidades, escuelas y otras empresas puedan estar conectadas y operacionales. Apreciamos el interés de la fiscal de Nueva York por estas cuestiones y estamos felices de entregarle las informaciones solicitadas", indicó un portavoz.

Contenido relacionado: