IDC mide los primeros impactos del COVID-19 en Telecomunicaciones

Palabras clave

IDC
5G
Contenido patrocinado: 
En el México pre COVID 19, las expectativas de crecimiento eran de 2% y se esperaba que se mantuvieran en el rango los siguientes años
Autor:
El crecimiento previsto para el sector Telecomm de la región pasó de 6 a 3%, lo que implica pérdidas por 4 mil millones de dólares
Pérdidas en el sector Telecom

Previo a la contingencia sanitaria, las organizaciones transitaban hacia la Transformación Digital, lo que afectaba a algunos nichos de la industria TIC como la venta de hardware, pero incentivaban la inversión en ciberseguridad y telecomunicaciones. Hoy las predicciones se han modificado.

Información

A través de una encuesta global con empresas, IDC midió los impactos del COVID-19 en la distribución de presupuestos. De los resultados se obtuvo que el 47% de los encuestados reducirá el gasto en telecomunicaciones en sus organizaciones, mientras que el 30% lo aumentará. Las empresas que invertirán en TI suman el 24%, mientras que un 5% reducirá sus inversiones en dicho ámbito.

Diego Anesini, director de Soluciones Empresariales y Telecomunicaciones para IDC Latinoamérica, explicó durante el webinar ‘Importancia de las Telecomunicaciones en el contexto actual: Impactos y Evolución en Latinoamérica’, que los consumidores y las organizaciones cambiarán paulatinamente la forma en que se relacionan con su ecosistema; hoy la demanda la marca el home office por redes de consumo más que las empresariales; no obstante, dijo que esto podría cambiar.

Alberto Arellano, gerente de Investigación de Telecomunicaciones para IDC México, mencionó que la consultora arrancó el 2020 con un pronóstico de crecimiento para el sector Telecomunicaciones que ascendía a 6%, el cual se ajustó debido a la contingencia quedando en 3%, lo que impactará las predicciones de los siguientes años. En términos económicos habló de la pérdida de cuatro mil millones de dólares para el sector en la región.

 

Arellano quiere ver el lado optimista de las cosas, y remarcó que en un contexto donde el PIB de los países de la región tiene tasas negativas, como el mercado de hardware en TI, tener números positivos, aunque cortos, habla de que el mercado sigue activo.

La cantidad de datos generados por dispositivos IoT se quintuplicará hacia 2025 y, para entonces, habrá más tráfico de datos provocados por los contenidos de video enviados por cámaras y drones, navegación y aplicaciones de salud.

 

 

Te interesa leer: IDC: ¿Qué esperan los clientes de parte de tu empresa durante el COVID-19?

 

 

Para los siguientes tres años se esperaba que el tráfico de datos en redes móviles aumentara 30% y que en redes fijas lo hiciera en un 11%. Además, se esperaba que el 80% del tráfico fuera generado por empresas medianas y grandes.

Hoy estas previsiones están alterándose debido al home office, ejemplo de ello es el crecimiento en el tráfico fijo de 30% mientras que el tráfico móvil solo lo ha hecho un 10%.

 

¿Qué ocupa hoy a los operadores?

De acuerdo con IDC, los operadores están haciendo ajustes en la calidad de video de algunas OTT. También trabajan en mantener la estabilidad de las redes, y han emprendido labores de mantenimiento en sus infraestructuras luego de que en algunos países consideraran a las telecomunicaciones como un servicio esencial para la población.

En el mercado empresarial se flexibilizaron los pagos en algunos casos y renegociación de contratos con empresas. En Argentina, Brasil y México están usando los datos de las plataformas de inteligencia para el monitoreo de concentración de usuarios.

 

El panorama Telecom en México

En el México pre COVID 19, las expectativas de crecimiento eran de 2% y se esperaba que se mantuvieran en el rango los siguientes años. Hoy los números podrían moverse por la necesidad de los usuarios de más ancho de banda y mayores velocidades, incluso parte de las ganancias podrían venir de los servicios de TV de paga. Arellano estimó que el tráfico en redes de banda ancha fija será de 15 a 30% en el país.

Si bien, muchos servicios se ofrecieron de manera gratuita, la idea es captar clientes para los meses siguientes. Asimismo, este periodo hubo menos instalaciones o clientes nuevos.

También están en pausa los proyectos de despliegue de redes 5G, aunque Arellano no consideró que se prologuen las implementaciones o que en general el sector se vea afectado.

Recordó que en octubre de 2019 iniciaron las pruebas de 5G en México, principalmente en zonas urbanas en octubre de 2019, para que el despliegue como tal ocurriera en el primer trimestre de 2021. Al momento los operadores no han mencionado que este proyecto tenga alguna afectación en sus calendarios, aunque dijo que lo que sí podría ocurrir, son posibles cambios en la agenda regulatoria de espectro, aunque por ahora, todo avanza conforme lo planeado.

Otro de los impactos positivos que tuvo la contingencia para los operadores fue en la contratación de conexiones directas a la nube, y algunas ofertas de Comunicaciones Unificadas y Colaboración, así como también de servicios de seguridad administrada que comenzaron a sumar a sus portafolios y que podrían ser nueva fuente de ingresos en los siguientes meses.

 

>>www.idc.com/latam

 

Contenido relacionado: