¿Estamos listos para la red 5G?

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Alejandro Adamowicz, director de Tecnología para Latinoamérica de Groupe Speciale Mobile Association
Autor:
Su baja latencia y alta confiabilidad beneficiará el uso de aplicaciones críticas e industriales
Conexión de alta velocidad

Con la conexión de alta velocidad del 5G las aplicaciones industriales serán mejor aprovechadas, por ejemplo, en los casos de agricultura de alta precisión, esta tecnología permitirá desplegar millones de sensores en pocos kilómetros y con ello monitorear en tiempo real las condiciones de un campo para decidir en qué momento plantar una semilla, hacer la recolección de los productos, o bien determinar cuál es la mejor hora del día para regar un plantío.

El 5G se refiere a la quinta generación de conectividad de telefonía móvil. Esta conexión inalámbrica se está construyendo sobre la red 4G (la generación anterior), y como usuario te permitirá realizar actividades como de costumbre, pero aumentará la velocidad de transferencia, mejorando tiempos de descarga y de subida de contenido en alta definición.

La tecnología 5G viene acompañada de una mejor experiencia de entretenimiento, pero su verdadero impacto estará más ligado a la Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial y el Big Data, pues su combinación traerá resultados ilimitados que beneficiará a todas las industrias, pues permitirá que se popularicen los dispositivos conectados a la red.

Te interesa leer: 5G o WiFi: ¿Cuál elegir?

Alejandro Adamowicz, director de Tecnología para Latinoamérica de Groupe Speciale Mobile Association (GSMA), opinó que para que el 5G sea una realidad en los países de la región se requerirá poner atención en cuestiones de políticas públicas, espectro e infraestructura, pues esta generación traerá beneficios, pero también serán relevantes las acciones que se ejecuten para acelerar su adopción.

También se requerirá impulsar inversiones manteniendo una competencia efectiva, reglas equivalentes para operadores y empresas de Internet, y políticas internacionales sobre la privacidad y protección de datos.

La tecnología 5G permitirá un salto en la era de velocidad, pero trae otras características novedosas que se traducen en comunicaciones de baja latencia y alta confiabilidad. Esta latencia (tiempo que tarda una señal de ir de un punto a otro) es importante para aplicaciones críticas como el caso de los vehículos autónomos o aplicaciones industriales. Asimismo, permitirá la masificación de la Internet de las Cosas con beneficios múltiples y enfocados en el entorno B2B.

En cuanto a la confiabilidad, las redes actuales utilizan un sistema para realizar la autenticación entre el usuario, el dispositivo conectado y las redes, esta autenticación es necesaria para habilitar los servicios de confianza. La red 5G mantendrá una mezcla de seguridad entre el dispositivo y la red, y buscará introducir nuevos sensores que permitan la desactivación del dispositivo en caso de robo; además de que el tráfico en Internet estará encriptado desde el dispositivo hasta el núcleo de la red.

Los desafíos del 5G

El primer desafío del 5G tiene que ver con el espectro, aunque el ejecutivo estima que en la región arranque con fuerza durante 2020 y 2021, sin embargo, también dependerá de qué tan rápido los gobiernos liberen o decidan poner a disposición los espectros suficientes, sin esto no será posible contar con esta tecnología, al menos en el corto plazo.

El 5G requiere más antenas, estaciones base y cables de fibra óptica que el 4G, pero las operadoras son las que tienen que asumir prácticamente toda la inversión y no lo ven del todo claro. Ejecutivos del sector de las telecomunicaciones creen que para el despliegue de la red 5G falta un modelo claro de negocio.

Contenido relacionado: