Ericsson usa la conectividad como negocio

Palabras clave

4G
LTE
5G
Diana Moya, directora del Consumer Lab de Ericsson Latinoamérica y El Caribe
Autor:
Las conexiones a banda ancha móvil son cada vez más fuertes, entonces el panorama de venta de dispositivos y aplicativos es, por ende, el mejor negocio al cual inclinarse
Visión Latinoamérica

Ericsson es uno de los proveedores de telecomunicaciones con más antigüedad en América Latina y con más market share (40%) en la región. Su presencia en el continente se remonta a 1896, cuando entregaba equipos por primera vez en Colombia.

A lo largo de su carrera la firma ha llegado a más de 50 países de América y El Caribe, con instalaciones completas, unidades de producción y un Centro de Innovación.

Actualmente la firma soporta a grandes proveedores de servicio involucrándose esta forma en el mundo de las redes y conexiones, teniendo gracias a informes que por sí mismos preparan, conocimiento sobre el desempeño de la banda ancha, la conectividad y las preferencias de los internautas.

Al respecto, Diana Moya, directora del Consumer Lab de Ericsson Latinoamérica y El Caribe, explicó que el uso de banda ancha, sobre todo móvil, sigue creciendo aceleradamente en Latinoamérica, hoy en día representa el 40% de las suscripciones de servicio, lo que corresponde a 300 millones de las 730 millones de suscripciones que hay en Latinoamérica.

El crecimiento anual de inscripciones de banda ancha es de un 30% anual, y se estima que para el 2020 la banda ancha móvil representará más del 85% de estas.

Del total de suscripciones a banda ancha móvil que en la actualidad, el 90% está asociado a algún smartphone, el 10% restante se asocia a laptops, equipos híbridos (tableta y laptos) y routers.

Los smartphones tienen un promedio mensual de consumo en Latinoamérica de 1.2 GB al mes. Moya adelantó que en este escenario, el promedio de consumo vía smartphones alcanzaría en 2020 los 4 GB mensuales.

Desde este panorama salta a la vista una oportunidad de negocio para los canales de distribución de TI que no están tomando en cuenta: Más allá de tener una propuesta robusta de negocios y servicios alrededor de soluciones de redes, se está dejando pasar la oportunidad de vender terminales (teléfonos) y esa opción debería revalorarse.

Si bien es cierto que los carriers tienen acuerdos con muchos fabricantes para tener incluso en exclusiva la venta de los equipos, los canales podrían negociar con mayoristas la venta de algunos dispositivos abiertos y llevarlos, por ejemplo, a las empresas.

Un par de argumentos de venta que el canal podría emplear, es que comercializar smartphones de bajo costo a organizaciones que normalmente equipan a sus empleados con lo necesario para que trabajen a distancia, podría resultar más barato que contratar diferentes planes con equipos costosos para los empleados, además de que se unificaría la infraestructura de esa empresa.

Por otra parte, parece ser que no es lo más recomendable para el negocio del canal considerar el mercado de las tabletas, ya que la penetración actual de smartphones en Latinoamérica se acerca al 50% y la de tabletas no llega al 20%. Además, los estudios de la empresa revelaron que dentro de la intención de compra de los usuarios en los siguientes 12 meses se inclina hacia los smartphones (el doble de las tablets) con 36% contra un 18% de las tabletas.

El crecimiento de dispositivos móviles y de banda ancha móvil tiene que ir acompañado de la tecnología que soporte el tráfico de datos que esto implica. La empresa calculó que en Latinoamérica para el 2020 el 55% de las subscripciones serán WCDMA, 35% LTE y sólo un 10% GSM.

Actualmente la tecnología predominante es GSM con un 50% de las subscripciones, WCDMA representa en la región el 45% y LTE está despegando con menos de 5%. Todos los países de la región están haciendo esfuerzos para evolucionar sus redes para cumplir con las demandas actuales.

Por otra lado, el 60% de las conexiones siguen siendo fijas, en su mayoría hacia desktop (50% desktop y 40% laptops y 10%smart TVs y otros dispositivos), de manera que por ahora siguen siendo la manera más predominante en que los usuarios e conectan a la red, y se especifica que lo es “por ahora” porque los consumidores buscan cada vez más dispositivos que vayan a la par de la movilidad.

Conectividad que propicia nuevos negocios

Vivir en un mundo cada vez más conectado supone nuevas oportunidades y retos a los cuales hacer frente. Pareciera que son más los retos porque la movilidad supone dar un servicio ‘extraordinario’ a cada usuario en todos sus dispositivos, mejorar cada vez más sus experiencias y satisfacer siempre los nuevos criterios y expectativas de servicio.

Es todo un reto pero puede lograrse, y de hecho debe hacerse porque no solamente los internautas estarán más pegados a sus celulares sino que estarán continuamente descargando más videos.

En este sentido, los videos son un gran reto pero a la vez una gran oportunidad porque puede ser la vía para entregar contenido o llevar publicidad. El video que hoy representa el 45% del tráfico móvil, llegará a ser el 60%, será un canal determinante que llegará a millones de personas.

Con tantos móviles en los bolsillos de las personas/empleados, la tendencia más o menos establecida del Bring Your Own Device (BYOD), será reto y oportunidad para el canal, ya que las empresas necesitarán homologar las políticas empresariales de seguridad de sus clientes e implementar soluciones de; pero también deberán acercarlos a las soluciones empresariales de la nube y sacar provecho de ellas, incluso hacer desarrollos sobre necesidades específicas.

Moya comentó que el reporte de Ericsson Consumer Lab aclaró que el 37% de los usuarios en la región están interesados en el almacenamiento en línea (nube) para propósitos personales y el 16% para propósitos profesionales. Países como Brasil y México muestran un fuerte interés en estos servicios.

Para Moya, las oportunidades de negocios que trae la conectividad no se quedan ahí. La ejecutiva consideró que efectivamente se abrirán nuevas opciones como el eCommerce  o el M-commerce, y sobre este último explicó que la empresa tiene datos que reflejan que en Latinoamérica este tipo de servicios favorecen a personas bancarizadas y no bancarizadas (60% de la población en la región), lo cual abre el espectro del target al que se puede llegar.

Ya en 2013, México, Chile, Brasil y Colombia tenían 30% de usuarios de algún servicio de M-commerce (en ciudades), siendo la banca móvil el servicio más común seguido por compras móviles.

¿A dónde nos lleva este escenario hiper conectado?

El reto más grande que supone vivir en un mundo conectado, es más personal, pues los límites entre vida personal y laboral se están diluyendo dada la flexibilidad que otorga la conectividad permanente, mientras que actividades como redes sociales y navegación en Internet son realizadas por más de un 30% de trabajadores en sus trabajos. En el Ericsson Consumer Lab se explicó que las personas utilizan sus dispositivos y servicios de conectividad personales para motivos laborales, 50% usa su teléfono personal para razones laborales utilizando un 38% del tiempo para dichos fines. Aproximadamente un 50% de los trabajadores consideran que la tecnología les permite tener un mejor balance de vida, un 40% tiene una posición neutra y un solo un 10% están en desacuerdo.

Moya explicó que en 5 años habrá una conectividad masificada a la mayoría de la población sino que será más tangible el denominado Internet de las Cosas. Todo lo que se pueda conectar estará conectado, y para ello se tienen que dar desde ahora los primeros avances hacia 5G.

“La conectividad empoderará a las personas y a las industrias y viviremos una verdadera revolución, y el canal de TI debe estar capacitado y abierto hacia ello”, aclaró.

Programas de entrenamiento

La comprensión de las redes y su rápida evolución exige personas cada vez más capacitadas en las empresas, por ello la compañía lanzó el segundo mes del año un programa de entrenamiento y desarrollo profesional para recién egresados de carreras de Telecomunicaciones Ingeniería, Informática y Electrónica de algunos países de la región, cuyo objetivo es diseminar la experiencia y poner en práctica las diferentes especializaciones que giran alrededor del portafolio de la empresa.

El programa arrancó en México, Brasil, Colombia y Chile, los egresados del Ericsson Trainee Program tiene como objetivo reclutar, entrenar y desarrollar talentos jóvenes en las oficinas de la compañía en Sao Paulo, Bogotá, Santiago y Ciudad de México, en áreas como industria, televisión y medios, cómputo en la nube, por decir algunas.

“Hay muchos jóvenes con potencial para ingresar en este mercado y destacar a nivel internacional”, explicó Bruna Barbosa, gerente de Sustentabilidad para Ericsson Latinoamérica y El Caribe, quien explicó también que el Programa de Entrenamiento en Ericsson promueve oportunidades de aprendizaje, crecimiento y desarrollo al interior de la empresa.

Un último apunte

Ericsson comprará activos de la firma de consultoría Icon Americas para reforzar su presencia en Latinoamérica, específicamente, para mejorar su atención y servicios TI  así como mantenimiento de aplicaciones.

De acuerdo a Sergio Quiroga, presidente de Ericsson en Latinoamérica y El Caribe, confirmaron que la transacción se da un en momento en el que para la firma es de vital importancia crear una estrategia basada en atención a clientes. El proceso de compra podría concluir en el tercer trimestre de 2015.

Contenido relacionado:

¡ Déjanos un comentario !