Entrega valor con austeridad ante desaceleración de la industria TIC

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Ricardo Zermeño, director general de Select
Autor:
La industria mexicana creció 2.8%, avance menor respecto al 7% alcanzado en los primeros tres meses de 2018; para este año se espera finalice a un promedio de 2.3%, indican reportes de Select
Industria mexicana

Al cierre del primer trimestre del 2019 la industria mexicana de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones -TIC- creció 2.8 %, un avance menor respecto al 7 por ciento logrado en los primeros tres meses del 2018; para este año se espera que la industria finalice en un promedio de 2.3 %.

Esta desaceleración es la factura por recortes al presupuesto de tecnología de parte del gobierno federal, la incertidumbre del sector privado y un menor consumo de los usuarios en dispositivos móviles y de cómputo, apuntó Ricardo Zermeño, director general de Select.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, así como menor crecimiento de algunas economías para este año y políticas proteccionistas en contra de la globalización son los factores externos que frenaron el crecimiento de la industria TIC nacional.

En contraste, sí hay campos de oportunidad para la comunidad de mayoristas, marcas, integradores, así como canales de distribución; sin embargo, tienen que entender la nueva realidad que se vive en México para “entregar valor con austeridad” a partir de la Transformación Digital, aseguró Zermeño.

Ante representantes de marcas y mayoristas que asistieron a los resultados del Servicio de Información Continua para la Alta Dirección (SICAD) el ejecutivo hizo un llamado a no dejar de invertir  en sus clientes pese a la desaceleración de la industria tecnológica, pero inmersa en un ambiente disruptivo.

“Hay que entender que la Transformación Digital no es una transformación más allá de lo digital, pues  incluye el cambio de cultura o de liderazgo abierto para saber cómo jugar en un entorno volátil”, puntualizó.

“Si no sorprendemos a nuestros clientes como lo hacen los nativos digitales nos van a castigar, con orquestación las nuevas herramientas de software operamos con eficiencia, agilidad y resiliencia”, enfatizó.

Recomendó que, al igual que otras empresas, vale la pena satisfacer las expectativas del cliente pero alineadas a  nuevas generaciones de consumidores, actualizar la presencia online para servicios personalizados y consolidar un  perfil del cliente desde una oferta única.

Los servicios dan el salto

Aunque el mercado vivió momentos de incertidumbre, la facturación de servicios tuvo un aumento de 2 mil 800 millones de pesos respecto al primer trimestre del 2018. Entre otras variables, esta cifra se debe a que los fabricantes de soluciones apuestan por  un portafolio diversificado, abundó Zermeño.

La reventa de servicios en la nube se mantiene como una oportunidad para el canal, pero no es suficiente, pues aún cuesta trabajo migrar a un nuevo modelo negocio. El distribuidor debe asegurar que el software en la nube lo usa su cliente, una vez entendido,  promueve sus aplicaciones para que te puedan renovar e integrar nuevas herramientas otra cosa.

En México, empresas como IBM, KIO Networks, Telmex, Softtek y DXC Technology se mantienen en la punta de servicios TIC y nube.

El software se vuelve dinámico

Las aplicaciones de software, tanto en licenciamiento como servicio y pago por uso, alcanzó un crecimiento del 7.3 %, muy superior al mercado de TI que creció 3.5 % por herramientas de hardware, software, servicios y nube. El principal impulso se dio porque los proveedores apuntan a la Transformación Digital interna y de sus clientes.

La venta de aplicaciones en México es un esfuerzo que comparten marcas como Oracle, Microsoft, SAP, IBM y prestadores de servicios como KIO Networks, prueba de ello es que el primer trimestre del 2019 se facturó 5.9 mil millones de pesos por la comercialización de estas plataformas.

En este rubro, tanto operadores de telecomunicaciones como Alestra y Telmex, además de prestadores de servicios y fabricantes lograron crecimientos del 8, 7.1 y 8.7 por ciento, respectivamente, sin embargo, fue el canal de distribución quien no avanzó en ventas dado el decrecimiento del 0.4 %.

¿Cuál es la causa? Alejandro Vargas, Gerente de Análisis de Select, explicó varias razones como un rezago en su transformación, poca vocación a la entrega de servicios o una venta directa por parte de los fabricantes. Aclaró que, a excepción de los canales de distribución que se aferran al licenciamiento tradicional, todos los demás actores empujan el software como servicio.

Los fabricantes distribuyen su facturación en licencias (62%), operación de aplicaciones (9%) y nube pública (29%); los prestadores de servicios dan preferencia a las aplicaciones (55 %), seguido de licencias (37%) y nube pública (9%), mientras que los telcos dividen sus ganancias en aplicaciones (47 %) y servicios en la nube (43 %), con poca participación en licenciamiento (9%).

El canal de distribución, por el contrario, factura el 91 % en licenciamiento, el resto lo genera por los servicios en la nube, pero nada del modelo as a service.

Vargas detalló que las aplicaciones ERPs se mantiene como el aplicativo líder del mercado, pero son las herramientas horizontales, es decir, aquellas que atienden necesidades específicas en las industrias las que tiene mayor crecimiento en el mercado nacional, independientemente de su modelo de comercialización.

En el primer trimestre del 2019, el mercado de aplicaciones se lo reparten Microsoft (13. 6 %), Oracle (11.1 %), SAP (9.6 %), Accenture (6.3%) y KIO Networks (4.8 %), las cinco firmas suman el 46 % del total, pero el 54 % lo ocupan los nuevos competidores y marcas especializadas que llegan a México.

“Para el 2020 el mercado de licenciamiento será mayoritariamente como servicio con el 53 % en nube pública y aplicaciones de operaciones. Entre mayor usuario y mayor cantidad de suscripciones aumenta más su valor”, aseguró el analista.

El mayoreo debe transformarse

Fabiola Cruz, consultora de Select, informó que los mayoristas de volumen decrecieron 1.7 % como resultado de las bajas ventas en consumibles y periféricos, cómputo personal y celulares, mientras que los mayoristas de soluciones apenas y crecieron 1.1 %.

Los que pertenecen a la categoría de VARS lograron un 3.1 % , en tanto los distribuidores de sistemas personales llegaron a 2.0 %, fue el sector detallistas quien tuvo un margen de 5.8 %.

A pesar de las pérdidas, los productos de volumen representan el 63 % en los ingresos de mayoristas; sin embargo, hay equipos y servicios de valor como los servidores y componentes ligados a energía y cableado que también decrecieron en los primeros meses del 2019.

Los servicios de valor más importante del canal de mayoreo, y que representan el 37 % en la facturación total, lo acaparan software, equipo telecom, servidores, servicios TIC en la nube, soporte, entre otros.  

A pesar de este panorama que rezagó el negocio de los canales, la ejecutiva señaló que las oportunidades no de se detienen en la venta de productos de telecomunicaciones para equipamiento de networking en Pymes, carries y grandes empresas, además, los servicios de TIC para diseñar soluciones es otro campo de oportunidad a favor de los resellers.

“Es una parte esencial para que el mayorista se mueva hacia el valor, pues está acompañando al distribuidor, no solo con servicios de financiamiento sino en soporte técnico, integración de proyectos y mesas de ayuda”, dijo Cruz.

En servicios TIC de la nube, la venta por mayoreo llegó al 59 %, es un buen indicador a pesar de que el año pasado el crecimiento era superior al 100 %, exhortó la especialista.

Destacó que todos los mayoristas tienen una oferta de valor porque no buscan revender un producto que el usuario ya compra en internet o directamente en una tienda de retail, esto implica que su reseller agregue un valor agregado algo más que una transacción.

“Si agrupamos las soluciones que dan la infraestructura o el elemento más básico de TI las principales son networking, comunicaciones unificadas, cableado estructurado,  centros de datos y virtualización”, detalló Cruz.

Para la comunidad de mayoristas las actividades de construcción representan un buen negocio a corto plazo, hay otros sectores de la economía que detonan inversiones en tecnología como el financiero, automotriz y diferentes gobiernos estatales y municipales.

Ingram Micro, con un 25.8 % de participación, lidera las ventas de mayoreo en México, en la lista le sigue CompuSoluciones , CT Internacional, Grupo CVA y Exel del Norte.

Contenido relacionado: