¿En qué canasta hay más oportunidades?

Palabras clave

Luiz Ferezín de AMITI, Ricardo Zermeño de Select y José Negrete de Microsoft
Autor:
Se unen IP y Gobierno para saber qué sectores económicos tienen perspectiva para adoptar soluciones de TI en México
Adopción de TI

Para entender cómo se adopta la TI en el país, Select realizó el “Estudio de identificación de nichos de actividad económica con potencial de adopción de TI”, que fue patrocinado por la Secretaría de Economía, PROSOFT 3.0, la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de Información (AMITI) y Microsoft.

Conoce más

Este estudio, dado a conocer en el marco de la celebración de los 30 años de la AMITI, se realizó para identificar nichos de actividad económica que tienen potencial para adoptar TI y apoyar acciones de iniciativa privada como del Gobierno para que eso suceda y así mejorar la productividad de empresas, promover la innovación de procesos, además de habilitar la formación y especialización de recursos humanos.

Ricardo Zermeño, presidente de Select, indicó que las PYMES dedicadas a comercio y a servicios –como abarrotes, restaurantes de autoservicio, educación básica, reparación automotriz, comercio de ropa y bisutería, principalmente- son las que tienen mayor potencial para mejorar su productividad mediante el uso de TI.

En el estudio se observó un contraste entre las ramas avanzadas en adopción de TI (sectores como el financiero y el telecomunicaciones), que anualmente invierten más de $15,000 pesos por empleado en TI, tienen en promedio una PC por cada empleado y de 2003 a 2011 aumentaron su productividad 3% (versus una media nacional de 0.57%), mientras que las ramas rezagadas presentan baja adopción de TI: solo 42% de las empresas del sector de MiPYMES usan una PC, e invierten en TI menos de $5,000 pesos por empleado, de 2003 a 2011, su productividad decreció, por ejemplo, en el sector comercio, esta reducción fue de -0.7% y en el restaurantero, -4%.

Al captar 9% del empleo nacional en el sector comercio, 5% en educación básica y 4% el de restaurantes, estos tres son los que presentan mayores retos en productividad.

Luego de cruzar variables, se encontró que las tres ramas seleccionadas susceptibles de mejora son: Comercio al por menor de abarrotes y alimentos, restaurantes de autoservicio, comida para llevar y restaurantes con servicio limitado, así como centros nocturnos, bares, cantinas y similares.

Microsoft, manos a la obra

La Fundación para el Desarrollo Sostenible (FUNDES) ha detectado que las principales debilidades que hay en el sector abarrotero son su falta de estrategia (39%), mercadotecnia (36%), finanzas (15%) y personal (10%).

Ante esto, Microsoft, apoyado por el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), desarrolló un programa integral para transformar el sector abarrotero y hacerlo más competitivo.

José Negrete, gerente de Alianzas estratégicas en Microsoft México, dijo que el proyecto aprovecha las experiencias y capacidades de los participantes, y a la fecha ha impactado en el negocio de varios abarroteros, donde se han observado crecimientos porcentuales de 7.5% en empleos directos, 11.6% en productividad total de los factores y 15% en ventas antes y después del programa.

A un año de realizar esta labor, se ha dotado a seis mil tiendas de una terminal (PC), una solución punto de venta (el programa Gana más), dispositivos móviles (8,500 teléfonos), una impresora térmica y un curso para el manejo del software, con lo que se ha brindado atención a la base de la pirámide.

Durante la presentación, Luiz Ferezin, presidente de AMITI, afirmó que la TI contribuye a mejorar la eficiencia productiva de las empresas y las economías, lo que las transforma en una razón estratégica para fomentar su impulso.

“La clave para crecer está en favorecer un incremento radical en la productividad de las personas. A través de este estudio buscamos detectar aquellos sectores estratégicos que pudieran incidir de una mayor manera en el conjunto de la economía, soportados por las TI”, finalizó el ejecutivo.

Recomendaciones

Para lograr que los sectores rezagados mejoren la adopción de TI y su productividad, una política pública debe considerar:

1. Articular la cadena productiva con incentivos para que los grandes proveedores/compradores integren a las MiPYMES del país

2. Facilitar la capacitación de los empresarios

3. Dar facilidades para la tecnificación de los negocios, con servicios en la nube, móviles, pero bajo una visión integral que resuelva los procesos de negocio de las organizaciones (estrategia, ventas predictivas, articulación con clientes y operaciones)

4. Monitorear el impacto de los programas en ventas, productividad, capacitación de recursos humanos

Contenido relacionado: