Digitalizan la banca

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Autor:
La banca también se vio afectada por la pandemia de COVID-19. Esto apuró la transformación digital por parte de las instituciones financieras al desarrollar soluciones tecnológicas que facilitaran los procesos de los usuarios.
La tecnología y la digitalización son la clave.

Reforma.- De acuerdo con Marcelo Fondacaro, COO de Veritran, las organizaciones financieras deben diseñar la tecnología necesaria que ayude al cliente, sobre todo durante este año en el que se requirieron más herramientas para que las personas se mantuvieran resguardadas en casa.

INFORMACIÓN
INFORMACION

"La pandemia validó que el modelo anterior era obsoleto; muchas organizaciones encontraban mucho valor en la transacción en la sucursal, basada en una tarjeta física.

"La pandemia demostró con el aislamiento que hay que tener nuevas ideas y nuevas cosas para atender a los clientes, que no es necesario tener que ir a una sucursal para hacer un trámite, ya sea bancario o no", dijo Fondacaro.

Hoy en día, la mayoría de las instituciones financieras están dejando de lado las páginas y transacciones vía web para mudarse a las versiones móviles, y esa es una tendencia que ha crecido en los últimos dos años.

En ese sentido, empresas como Veritran ayudaron al ofrecer plataformas low code, es decir, que sin necesidad de programadores, se desarrollan canales y aplicaciones de alta velocidad, un modelo que ya lo observamos en las fintech.

Por su parte, Fernando Moreno, director de desarrollo de negocios para FICO en Latinoamérica y el Caribe, afirma que esta transformación ya tiene varios años gestándose, sin embargo, dos situaciones dieron un impulso a la digitalización que se esperaba alcanzar en cinco años.

La primera fue la COVID-19, que afectó la relación humana con un confinamiento que ha obligado a las personas a distanciarse.

La segunda es la regulación del concepto de "Open banking" que ya ha llegado a muchos países, y que está empujando a que las entidades aceleren esa transformación.

"La pandemia tomó a todo el mundo desprevenido", afirmó Moreno. "Muchas entidades estaban en plena transformación digital, incluso pensaban que iban bien, pero la situación de este año demostró que muchas no estaban donde pensaban".

En el caso del Open banking, este es el paso más importante que trae la transformación digital, pues empodera al consumidor final para que sea totalmente responsable y controle su información financiera.

Antes, eran las entidades financieras las que mantenían cerrada esa información, pero Open banking ha facilitado que el consumidor utilice toda la información que tiene y pueda proporcionarla a terceros para recibir otro tipo de servicios financieros.

"Eso crea un nuevo mercado, nuevos actores financieros, pues ahora las entidades van por el lado europeo, que es la regulación de Open banking: forzar a las entidades a que tengan que facilitar esa información si el consumidor así lo desea y puedan ser utilizadas por otras entidades (financieras ya establecidas o fintechs)", explicó Moreno.

Durante la pandemia, el Open banking ayudó a que los usuarios no tuvieran que salir a buscar su información financiera a las sucursales bancarias.

De acuerdo con Moreno, los analíticos, la automatización y la comunicación son los tres pilares fundamentales para alcanzar la digitalización en el sistema financiero.

A decir del director de desarrollo de negocios para FICO, las decisiones se deben basar en analíticos, se debe reducir el trabajo manual y perfeccionar procesos, a través de la automatización y la comunicación omnicanal para facilitar al consumidor su camino.

Sin embargo, ambas empresas concluyen que aún falta bastante para alcanzar la inclusión financiera.

Te interesa leer: ALAI se opone a que se regule el uso de la nube para las empresas fintech

Hasta 2018, el 53 por ciento de los adultos mexicanos no contaban con una cuenta bancaria, es decir, más de la mitad de la población no tenía acceso a servicios financieros, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera.

Todo indica que para cerrar esa brecha, la tecnología y la digitalización son la clave.

"La tecnología iguala, la tecnología democratiza y lo que falta en México es un actor financiero que esté dándole acceso a la inclusión", comentó Marcelo Fondacaro.

"Mientras más digital es un servicio, menor costo tiene por usuario y transacción y, automáticamente, eso permite que se masifique el servicio, incluso hace que los chicos puedan competir con los grandes".

Contenido relacionado: