Día Internacional de la Mujer: El talento no tiene género

Vivimos en la oportunidad de cambiar la narrativa y realidad de millones de mujeres del mundo
Autor:
Las mujeres no temen a la tecnología, la visualizan como tendencia a favor de que esta facilita el trabajo con flexibilidad en horarios, la posibilidad de laborar en otros lugares y compatibilizar mejor la vida personal y profesional
Inclusión laboral

Palabras clave

IBM
Contenido patrocinado: 

En 1975 la Organización de las Naciones Unidas declaró al 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, no como un día para celebrar, sino para tener presentes hechos que han permitido al género femenino acceder a derechos universales como el voto, trabajo, divorcio y aborto, entre otros.

En 1913, en un evento impulsado por las mujeres rusas, en varios países de Europa se decidió marcar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo (aunque ya se había celebrado en años anteriores, pero en otras fechas).

Esta llamada de atención había tenido como antecedente el incendio de Camisas Triangle en Nueva York, el 21 de marzo de 1911, cuando unas 146 mujeres murieron por las llamas, pero, sobre todo, porque no pudieron escapar durante la emergencia debido a que estaban encerradas.

Cuatro años más tarde, en 1917, también un grupo de mujeres rusas se declaró en huelga en los últimos días de la Rusia zarista, lo que ayudó al colapso del Imperio ruso y a la creación del Estado soviético.

Hace 60 años, las mujeres no eran parte del mercado laboral, hoy vivimos en la clara oportunidad de cambiar la narrativa y la realidad de millones de mujeres alrededor del mundo.

Ana Hentze, ejecutiva en IBM México, es un ejemplo de ello. Estudió Ingeniería en Sistemas, ingresó al gigante azul como becaria y ha ocupado varios roles en centros de datos y administración de aplicaciones, hasta alcanzar el grado de Arquitecta de Nube.

“Inculcar a las niñas la seguridad de adentrarse al mundo de las Tecnologías de Información, Ingeniería, Negocios, debe empezar en casa, opinó Adriana Torres, líder de Tata Consultancy Services de México.

Javier Vargas, vicepresidente de Gestión Adecuada para Latinoamérica en Manpower, explicó que las mujeres representan el 51% de la población en el mundo, pero, cuando se habla de líderes, solo alcanzan al 20% de la representación.

“Es importante que se considere la importancia de las carreras de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por las siglas en inglés), porque las mujeres necesitarán empleos en los mercados en el futuro y debemos empezar ahora mismo a desarrollar sus habilidades”, afirmó Vargas.

Adriana Torres, líder de Tata Consultancy Services de México

Manpower identificó que las mujeres figuran cada vez más en la industria, Optimiti Network, empresa mexicana especializada en seguridad de la información con ocho años en el mercado, es muestra de ello. Nancy González es directora de la empresa, estudió ingeniería y ha conformado un equipo de trabajo en el que 45% de los colaboradores son mujeres y 55% hombres.

CompuSoluciones es otro botón de muestra. En el mayorista de soluciones tecnológicas el 40% de los asociados son mujeres, el 55% de ellas ocupa puestos directivos en áreas de Auditoría Interna, Finanzas, Desarrollo Empresarial, Desarrollo de Software y como representantes de células o marcas, así como en puestos administrativos y de Mercadotecnia.

La valiosa visión femenina

En el reciente Foro Económico Mundial (WEF) se consignó que para 2020 serán necesarias nuevas competencias en los empleados como la flexibilidad cognitiva, que tiene que ver con agilidad de pensamiento, creatividad e inteligencia emocional.

2020 está a la vuelta de la esquina y, el Vicepresidente de Gestión Adecuada para Latinoamérica en Manpower opinó que desarrollar estas características en los hombres es complicado, por lo que sugirió aumentar el número de colaboradoras en las empresas o darles mayores cargos y responsabilidades, teniendo otras ventajas ya que la participación de las mujeres en las plantillas provee diversidad de pensamiento, casi de la misma manera que lo da el tener a personas de diversas generaciones conviviendo en el mismo entorno.

“Mas mujeres en posiciones de liderazgo implicaría 30% más rentabilidad, así hemos comprobado”, afirmó Vargas, mientras que Isabel Romo, líder de Diversidad e Inclusión en IBM, sostuvo que el talento es independiente al sexo, género, raza, religión y preferencias.

Afirmó que el trabajo de las mujeres se caracteriza por ser más empático, lo cual ayuda a entender mejor al cliente, además son más consideradas con situaciones personales y familiares de los empleados y, en opinión de Hentze, las mujeres tienen ‘algo’ que les permite identificar la necesidad del cliente rápidamente y saber hacia dónde guiarlo y llevar una oferta.

Erika Martínez, gerente de Desarrollo de Talento en CompuSoluciones, contempló que las ejecutivas aprovechan mejor el tiempo, son más organizadas y generan entornos más productivos, también observó que temas como licencias por maternidad no demeritan los resultados de su trabajo.

En Optimiti Network, el acercamiento, cuidado y trato con los empleados se hace por completo bajo una visión femenina. Apoyada por Claudia Guevara, directora de Mercadotecnia y Comunicación, Nancy González lleva a cabo actividades de integración como “el Rincón de los Deseos”, en el que cada empleado escribe su meta del año a fin de que cualquiera la pueda leer e incluso apoyar a que se realice si está en sus posibilidades.

Con anécdotas divertidas ambas compusieron un escenario en el que el trabajo se hace, a los clientes les cumplen con los mejores estándares de servicio, pero el ambiente es distendido, cómodo y en el que a todos les gusta trabajar. González lo calificó como un ambiente familiar.

Las 12 colaboradoras de la empresa que nos compartieron el aporte que hacen a la compañía coincidieron en adjetivos como: determinación, creatividad y voz de mando tanto en sus hogares como ante el equipo a su cargo. Beatriz Flores, directora de Gobierno y Cumplimiento fue más allá y aseguró que hace las cosas con mucho amor.

González empodera a las colaboradoras de la empresa, pero no deja de reconocer el aporte que el género masculino hace también para enriquecer la labor de la compañía.

“Hay trabajos que siguen implicando fuerza física, por ejemplo, mover los racks, o responder ventanas de servicio en las madrugadas, en donde, por el contexto social actual preferimos mandar a un hombre o tener todos los cuidados cuando va una mujer, pero tratamos poco a poco de eliminar esas diferencias”, subrayó González.

Isabel Romo, líder de Diversidad e Inclusión en IBM

La importancia de las políticas de empresa

Para favorecer la inclusión de personas en general, no solo para mujeres, algunas empresas han avanzado mucho en políticas de inclusión mientras que a otras les hace falta andar un largo camino, opinó el vicepresidente de Manpower, celebró, por ejemplo, el que ya exista la licencia por paternidad para que los hombres también cuiden a sus hijos.

Entre las mejores prácticas que Manpower observa que se aplican en el mercado laboral, Vargas ejemplifica con algunas:

“Empresas que requieren personal hacen una descripción de la vacante de forma neutral; otras, para ascender a alguien piden que haya al menos una mujer en la terna finalista; unos más se ponen una meta cuantitativa de participación femenina”, explicó.

Hentze explicó que su llegada a IBM se dio porque la firma no buscaba personas de un género en específico, por lo que no enfrentó obstáculos, ni durante la contratación ni en los cambios de roles que ha tenido.

Esto tiene mucho que ver con la política laboral que rige las operaciones de IBM a nivel mundial, con base en la cual se contrata, promueven y remuneran las actividades que desempeñan todos los empleados sin importar raza, color, religión, género, origen nacional, discapacidad, edad. Esta política se estableció en 1953 y, de hecho, tiene una historia que la Líder de Diversidad e Inclusión en IBM resumió así:

“Cuando Tomas John Watson, fundador de IBM, trataba de poner plantas en el sur de Estados Unidos en 1953, era la época en la que aún había segregación racial y se le pidió a la empresa mantener esa práctica, pero él respondió con esta política y la filtró a la prensa para reiterar que se remuneraría a los empleados sin distinciones de raza, color y religión, que en ese entonces era lo importante; hoy se busca igualdad en otros ámbitos y se da prioridad a mujeres, personas con discapacidad, comunidad LGBT, entre otros grupos”, afirmó.

Actualmente en IBM México, las mujeres ocupan el 57% de las figuras directivas.

“Más que una cantidad, en la empresa buscamos calidad en el trabajo, como compañía de soluciones cognitivas e innovación buscamos diversidad de pensamiento, y la inclusión, en todas sus modalidades lo permite”, explicó Romo.

Herramientas de inclusión

Para empoderar a sus colaboradoras, IBM opera tres iniciativas, la primera se llama Women Next Generation, fue lanzada en el 2018 y se diseñó para ayudarlas a desarrollar habilidades que les sean de utilidad en cargos de alta responsabilidad.

La segunda iniciativa es Unleashing Your Leadership Potential, está disponible para todas las ejecutivas de la empresa y les ayuda a tomar el escenario, dar discursos, diseñar su plan de carrera. Es un programa liderado por las propias mujeres.

También tiene una red de empleados llamada Womex, compuesta por voluntarias en la que hay una líder y una sponsor ejecutiva que reporta directamente al director general de la empresa. El grupo desarrolla actividades en apoyo de ejecutivas junior, capacitándolas para que impartan talleres STEM con materiales como el TJ Bot, un robot que funciona con Inteligencia Artificial que puede ser programado por menores, a fin de fortalecer sus habilidades suaves, el trabajo con su red interna y la relación con otras personas.

CompuSoluciones también opera diversos programas para la inclusión del talento femenino. El mayorista diseña un taller de coaching para que sus asociadas equilibren sus actividades personales y laborales, y cuenten con recursos para desarrollar un rol más protagónico en su ambiente laboral. El curso identificará sus cualidades para direccionarlas, tocará temas de inteligencia colectiva, reconocimiento de valores, identificación de fuentes de estrés y desarrollo de competencias.

María José Lince, vicepresidenta de S21 Sec en México y Latinoamérica

María José Lince, vicepresidenta de S21 Sec en México y Latinoamérica, destaca las políticas de inclusión y respeto a la diversidad humana que abandera la compañía que dirige, sobre todo por que promueve el talento, independientemente del género o preferencias sexuales de los colaboradores.

La ejecutiva se incorporó en fecha reciente a la empresa y, entre las políticas que piensa implementar, está generar actividades de coaching para desarrollo profesional, invertir en certificaciones de seguridad y entrenamientos personales.

Nancy González de Optimiti, señaló que más que tener políticas de inclusión, la empresa a su cargo elaboró el Perfil Optimiti, según el cual la persona adecuada es la que tiene el conocimiento, sea hombre o mujer, además de que hace match con la empresa. La organización busca que sus empleados sean creativos, comprometidos, versátiles y que les guste trabajar en un ambiente disruptivo.

Trend Micro tiene iniciativas como el Ciberwoman Challenge, evento que realizó por primera vez en 2018 con la ayuda de la Organización de Estados Americanos (OEA) para concientizar y formar a las mujeres no sólo en tecnología sino en ciberseguridad, mercado que hacia 2022 tendrá un déficit de talento especializado en todo el mundo.

“50% de la población mundial se conforma por mujeres; sin embargo, en TI a nivel global solo el 11% se enfoca a la ciberseguridad. En Latinoamérica el porcentaje se reduce a 8%, y de ellas, solo un 1% juega una posición ejecutiva, - refirió Lorena Rodríguez, gerente de Marketing de Trend Micro Latinoamérica.

Sabiendo que afuera hay mujeres con talento hacemos algo para acercarnos a ellas y apoyar su desarrollo”, afirmó Rodríguez.

Lorena Rodríguez, gerente de Marketing de Trend Micro Latinoamérica

La primera edición del Ciberwoman Challenge alcanzó una asistencia total de 700 mujeres de diferentes sectores, retail, financiero, gobierno, empresarial, en las 10 ciudades que visitaron de la región, entre ellas México. Este mes se realizará la segunda edición.

En ambas versiones se convocó a expertas en redes, infraestructura, seguridad informática y a estudiantes universitarias de ingeniería de los últimos semestres, para trabajar sobre casos reales de ataques cibernéticos mediante un simulador para que pulieran sus habilidades técnicas.

Manpower también tiene mecanismos como talleres y sesiones de coaching para las empresas que están interesadas en crear competencias nuevas y reafirmar aquellas que ya tienen las mujeres y que les ayuda en el camino, como el tema de balancear la vida de casa y el trabajo.

Trabajo continuo

La Gerente de Desarrollo de Talento en CompuSoluciones señaló que existen áreas donde hace sentido ampliar la participación de las mujeres, porque tienen las capacidades para destacar en ellas como en los equipos de ingeniería, soporte técnico, desarrollo de software y proyectos de innovación. En desarrollo de software, CompuSoluciones cuenta con 10 colaboradoras programando en Guadalajara, Jalisco, en donde está la célula; en Durango tiene una más.

Para ampliar su base de programadoras, trabajó una iniciativa con Laboratoria, academia de emprendimiento social que prepara a mujeres en el tema. De la primera generación del programa egresaron ocho de sus colaboradoras. El acuerdo entre ambas organizaciones es que Laboratoria las forma y CompuSoluciones las evalúa cuando concluyen y selecciona a las que contratará.

“En breve egresará la segunda generación de talento femenino en Laboratoria, vamos a ir a presentarnos, a hablar de lo que hacemos y esperar recibir las solicitudes de las interesadas”, explicó Martínez.

Hentze ratificó que en el área de Tecnologías de la Información es obligatorio mantenerse actualizado y evitar quedarse estático. Ella es uno de los tres arquitectos de nube que laboran en IBM de México, está motivada a continuar sus estudios porque en su empresa hay una plataforma con cursos para que escale hacia una especialidad. Su intuición y las propias exigencias del mercado le dicen que hay mucho futuro en la ciencia de datos, por lo que emprenderá sus siguientes pasos en este rumbo.

María José Lince, es otro ejemplo de lo que se logra cuando se ejerce la capacitación constante:

“Yo venía de Bacardí y me incorporé a Westcon a través del departamento de Marketing, después Enrique Leyva, me impulsó a trascender en la empresa y así fue como de marketing pasé a ventas, luego a dirección de Marketing y terminé en la dirección general del mayorista; hace dos meses cambie el rumbo y ahora soy directora de S21 sec, y la verdad en el camino probé que tener un líder, hombre o mujer, de mente abierta, que procure la equidad me ayudó a armar el rompecabezas de lo que quiero hacer” , expresó

Afirmó que S21 es un semillero de talento para personas que egresan de las universidades y quieren formar personas en ciberseguridad, a las que reciben por un periodo de seis meses con un perfil de invitados, los entrenan y certifican a través de programas como S21 Academy.

CompuSoluciones sigue tocando puertas en las Universidades para que al egresar los interesados se incorporen en programas de becarios para que tengan un acercamiento a las carreas y actividades de su interés, aquí invita a participar a mujeres y hombres.

El sexto sentido

Entre las cualidades natas de las mujeres y que se cuentan como ventajas competitivas, podemos enumerar:

  1. Son enfocadas a resultados. A hacer las cosas con calidad, bien y a la primera;
  2. No se rinden. Resuelven y entregan.
  3. Tienen empatía. Escuchan para entender y así desarrollan relaciones más asertivas.
  4. Tienen visión. También sexto sentido, que les permite llegar al detalle y contar con un mejor enfoque del futuro.
  5. Administran recursos. Les gusta hacer más con menos.
  6. Son analíticas por naturaleza. Lo que les permite disminuir riesgos y costos.
  7. Tienen resistencia y fortaleza. Su resiliencia les permite salir adelante.
  8. Escuchan. Por naturaleza ayudan a entender la problemática.
  9. Liderazgo. Es nato en las mujeres.
Contenido relacionado: