Cuatro recomendaciones para que tu empresa sobreviva al post COVID-19

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
La clave para sobrevivir es tener una estrategia empresarial, ejecutarla con cimientos y con la flexibilidad
Autor:
Si la administración de tu negocio es deficiente, seguramente se irá a la quiebra
La tecnología es el pilar fundamental de toda actividad en el mundo digital

Las compañías luchan en este momento por salir adelante ante el panorama económico ocasionado por el Coronavirus en el mundo. Paessler plantea 4 recomendaciones que deben seguir las empresas para superar la situación.
La primera es poner atención a la seguridad de sus colaboradores, tener una administración correcta, usar la tecnología para alcanzar las metas y, sobre todo, monitorear la infraestructura de red para eliminar caídas y ahorrar costos.
La clave para sobrevivir es tener una estrategia empresarial, ejecutarla con cimientos y con la flexibilidad adecuada para adaptarse a la nueva economía, con la fuerza de reponerse. Esta estrategia involucra a los colaboradores, la tecnología y la capacidad de explorar nuevas formas de competir para satisfacer las necesidades de los clientes al diferenciarse de los competidores”; señaló David Montoya, director regional de Paessler América.

El mercado se encuentra medio detenido, crece lento, está revuelto y el futuro es incierto. La responsabilidad de las compañías consiste en llevar a cabo una buena gestión empresarial. A continuación, las 4 medidas que deben adoptar las empresas para afrontar y salir fortalecido ante esta pandemia por Covid-19:

 

1.- Seguridad de todos los colaboradores
Las empresas tienen la responsabilidad de garantizar la seguridad y contar con una organización adecuada para todos sus empleados, ya sea que algunos estén trabajando desde la comodidad de su casa, otros en la oficina y otros más, quizá en movimiento transportando materias primas o entregando producto. Todos deberán tener medidas de desinsectación para evitar contagiarse y detener la pandemia. A través de una comunicación interna correcta y la actualización constante sobre el Covid-19, estarán tranquilos para laborar de forma segura en cada uno de sus espacios de trabajo.

2.- Administración correcta
En un momento en el que la mayoría de los países están luchando contra la pandemia, el papel que desempeñan las empresas en este escenario es fundamental. Ahora bien, si la administración del negocio fuera deficiente, seguramente se iría a la quiebra. Hoy en día administrar y supervisar adecuadamente la empresa es una tarea que se deja para después porque gana el tiempo la necesidad de buscar clientes nuevos y realizar más ventas, lo que nubla a veces la visión de los directivos. Toda empresa en el mundo en algún tiempo de su vida, presenta problemas tanto operativos como administrativos, sin embargo, se recomienda no perder la atención y resguardar la información, para tomar decisiones en el momento correcto para no verse afectado financieramente, y mantener a sus colaboradores con los mismos derechos.

3.- Uso de la tecnología
La tecnología es hoy el pilar fundamental de toda actividad en el mundo digital, es la estrella que da continuidad a la vida escolar, empresarial, gubernamental, y todas las áreas donde han comprendido que para sobrevivir deben implementar tecnología en diferentes ámbitos y áreas del trabajo. Todo esto para cumplir con los nuevos requerimientos de los clientes cada día más demandante de soluciones inmediatas y a domicilio.

4.- La importancia del monitoreo en el mundo digital
El trabajo remoto ha preocupado a los Jefes de TIC por la estabilidad de la red en este tiempo de Covid-19 ya que “todo mundo ahora está conectado”. En este momento, las empresas se están enfrentando a diversos riesgos estratégicos y operacionales, que han solucionado con home office, y medidas estrictas de trabajo. Deloitte señala que muchas han observado el retraso o la interrupción del suministro de materias primas; cambios en la demanda de los clientes; el incremento de los costos; reducciones logísticas que provocan retrasos en entregas; insuficiencia de mano de obra; o las dificultades relacionadas con el comercio de importación y exportación, entre otros.

 

 

Contenido relacionado: