¿Cuáles son los retos logísticos de un almacén multicanal?

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
¿Cuáles son los retos logísticos en un almacén multicanal integrado?
Autor:
El comercio en línea continúa creciendo significativamente y los minoristas confían en su incorporación para crecer exitosamente
Comercio en línea

Los minoristas que buscan una estrategia de crecimiento exitosa confían en la incorporación del comercio en línea en su cartera de servicios. Sin embargo, aquí es donde se enfrentan a un cambio en el comportamiento del cliente a través de un enfoque multicanal, debido a que los usuarios ya no compran a través de un solo canal de mercado, sino que eligen el que más les convenga en cada ocasión.

Este desarrollo hacia múltiples canales ha tenido un impacto positivo en el negocio. Los minoristas multicanal informan que casi el 40% de las recolecciones en la tienda conducen a nuevas compras, a menudo superando el valor del pedido en línea original.

Te interesa leer: Analiza el dato y mejora el negocio de tus clientes

Algunos aprendizajes de los distribuidores que han tenido un desempeño exitoso en el enfoque multicanal son:

  • La tienda en línea debe ofrecer la gama completa de productos.
  • Además de las opciones de envío habituales, las tiendas deben servir como puntos de recolección y devolución.
  • La alta disponibilidad y el procesamiento rápido son un factor competitivo decisivo.
  • La participación de los ingresos del canal en línea se está desarrollando muy rápido y la tendencia continúa a la alza.

Pero, ¿Cuáles son los retos logísticos en un almacén multicanal integrado? Por un lado, los pedidos en línea tienen entre dos y cuatro líneas de pedido (dependiendo de los costos de envío), generan un gran volumen al final del día, tienen que ser procesados en poco tiempo. Por otro lado, los reabastecimientos o entregas a las tiendas son más extensos y también tienen más piezas por artículo. Para una gran parte del volumen, los pedidos ya se conocen la noche anterior.

Debido a los altos costos de renta de piso en los centros comerciales, se busca tener bajos niveles de inventario en tiendas. Para asegurar el nivel de servicio, a este canal también se les ofrece ahora la oportunidad de realizar pedidos urgentes durante el transcurso del día.

Esto plantea las dos preguntas clave que se deben resolver en un almacén multicanal:

  • ¿Cómo se puede estandarizar una gran parte de los procesos para encontrar una solución intralogística que responda de manera eficiente y flexible a todos los canales? ¿En qué partes del proceso sí va a ser necesario diferenciarse?
  • ¿Cómo se pueden integrar las devoluciones en el proceso general?

Un requisito es que el stock físico no se asigne permanentemente a ninguno de los canales. Esta flexibilidad es una de las grandes ventajas de una solución multicanal. Por lo tanto, el proceso desde la recepción hasta la entrega de mercancía para picking no se debe diferenciar según los canales de mercado. Es por eso que la primera pregunta es cómo estandarizar el proceso de picking para todos los canales.

Aquí nos ayuda considerar la unidad de envío. En casi todos los casos de la industria comercial (excluyendo el comercio de alimentos) se envían contenedores o cajas de cartón. Por lo tanto, el pedido de picking real está relacionado con la unidad de envío, incluso si el pedido total consta de muchos artículos para crear órdenes de picking tan similares como sea posible.

Entonces hay que concentrarse en la unidad de envío. Los pedidos para tiendas o clientes mayoristas se asignan a las unidades de envío de acuerdo con los requisitos de las tiendas o los requisitos del cliente, y se procesan de la misma manera que se procesan los pedidos en línea.

Otro tema son las devoluciones, las cuales desde hace algún tiempo ya no se almacenan clasificadas por tipo, sino se mantienen en los contenedores de devoluciones, desde donde se seleccionan directamente. Con las prendas en ganchos es aún más fácil, pues los retornos se procesan directamente en un búfer dinámico.

Para almacenes multicanal, esto significa que debe asignarse un espacio de almacenaje adicional en el área de picking para procesar las devoluciones, donde el número no está controlado por SKU, sino sólo por volumen.

Además, por supuesto, también son necesarios los puestos de trabajo para recibir y procesar devoluciones. Las posibles alternativas de solución van desde la tercerización hasta la integración del procesamiento de devoluciones en estaciones de trabajo VAS.

Un proceso logístico integrado ofrece las mejores condiciones para satisfacer los requerimientos del mercado minorista multicanal. En la logística, esto lleva al reto de manejar diferentes estructuras de pedidos en el mismo sistema.

Esto se puede resolver definiendo un contenedor o una unidad de envío como la unidad de pedido estándar, con la consolidación de pedidos más pequeños en esta unidad y una diferenciación posterior. Además de la posibilidad de utilizar un único sistema de picking, este procedimiento permite compensar las fluctuaciones en el flujo de las mercancías en el transcurso del día.

Contenido relacionado: