¿Cuáles son los retos de Netflix?

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Autor:
El Big Data es una de las herramientas de la plataforma para viralizar sus contenidos y tomar decisiones de futuras producciones
Mercado del streaming

A la fecha el modelo de Netflix ha sido indiscutiblemente exitoso. No obstante la deuda de la plataforma de contenido audiovisual sigue creciendo, pasando en el último año 2018 de 6,500 millones a 10,400 millones de dólares de acuerdo con el informe “El pelotazo de Netflix. Claves de un éxito mundial” de OBS Business School.

El análisis cita a Espinel (2019), “es el precio a pagar para seguir liderando el mercado del streaming: gastar cantidades ingentes en marketing y producción de contenidos. Sólo en 2018 destinó alrededor de 2,000 y 8,000 millones de dólares respectivamente a estas dos partidas”.

Si bien, la magnitud de la deuda respecto al porcentaje de capital total está todavía por debajo del 10%, lo cual es alejado del promedio de 30% a 40%, lo frecuente en las empresas del sector el reto es mantener un pasivo controlable y por debajo del promedio.

Te interesa leer: Aprovechar los datos para generar valor, Liveware te dice cómo

De acuerdo con la firma Kantar México es el segundo país con más suscriptores a Netflix después de Brasil, ya que el 70% de usuarios de plataformas de streaming tienen suscripción a esta plataforma. Sin embargo la plataforma deberá poner atención a la competencia que va a tener durante los próximos años para mantener y conquistar a más usuarios.

Ya no serán otros competidores como HBO, Amazon Prime, Hulu, Sky, Rakuten o YouTube, sino que dos gigantes como Apple y Disney empiezan a ser una amenaza y reclaman su cuota en este mercado.

Precisamente esa llegada ha modificado la propia estrategia para su visión a futuro. Sin la competencia corre el riesgo de encasillarse únicamente en el sector de las series, motivo por el que debe ampliar su catálogo de películas recurriendo mayormente a la producción propia bajo el sello “Netflix Original Series”.

De esta manera la apuesta de Netflix a futuro es:

  1. Obtención de nuevos suscriptores y retención de los existentes.

  2. Disminución de la dependencia de terceros, ya que el éxito de las producciones propias producirá una mejora en términos de volumen, precio y exclusividad.

  3. Generación de ingresos a través de la venta de las producciones propias a otros proveedores de contenidos, con el objetivo de asegurar la rentabilidad global del modelo de negocio.

  4. Control completo sobre la explotación de este tipo de contenidos, muy relacionado con su estrategia de expansión global y con la capacidad de decisión sobre la cronología de explotación mediante la comercialización por etapas en cada territorio.

  5. Instrumento de difusión de reputación de marca a escala global.

Desde la perspectiva técnica, el modelo de la producción propia de Netflix implica: libertad creativa con ausencia de intromisión ejecutiva; producción sin la exigencia del desarrollo previo de un episodio piloto; amplio y suficiente presupuesto por cada proyecto que alcanza temporada completa; ausencia de preocupación por las audiencias concretas de cada proyecto debido a la opaca política de Netflix que aboga por unos resultados generales o globales.

Una característica tan básica como diferenciadora de la producción original de Netflix es la utilización del Big Data. Gracias a los patrones de consumo de los usuarios de la plataforma son utilizados para decidir acerca de la producción de sus series originales, definiendo el tipo de contenidos y la manera de promocionarlos.

Contenido relacionado: