Compra de Telefónica Movistar, retroceso competitivo en telecomunicaciones: The CIU

Esta compra fortalece la huella de su filial “Claro” en los segmentos de telefonía y banda ancha fija y móvil
Autor:
Tendrá diferentes efectos sobre el consumidor, pues podrían llegar desincentivos a la inversión en infraestructura de redes, precios fijos y elevados, calidad y cobertura deficiente
Telecomunicaciones

Palabras clave

Contenido patrocinado: 

La región de Centroamérica registró un retroceso competitivo en su sector de telecomunicaciones, pues recientemente América Móvil (AMX) adquirió las operaciones de Telefónica Movistar en Guatemala y El Salvador, con lo que de inmediato se registra un mayor grado de concentración en esos mercados.

La operación total valuada en $648 millones de dólares, fortalece la huella de su filial “Claro” en los segmentos de telefonía y banda ancha, fija y móvil, pues se apropiaron de la totalidad de los mercados de telefonía fija: 96.3% en El Salvador y 87.1% en Guatemala.

La métrica de concentración de mercado en suscripciones se dispara a 9,292 puntos y 7,692 puntos, respectivamente, que corresponde a la banda de concentración extrema, tan sólo una escala menor al escenario de monopolio absoluto; mientras que en el segmento móvil se reducirán el número de alternativas de elección de operadores móviles (significativamente en Guatemala al pasar de 3 a 2 principales), con una consecuente participación de mercado en la vecindad del 50%: 47.4% en Guatemala (IHH=5,015 puntos) y 52.7% en El Salvador (IHH=3,991 puntos).

Por otro lado, en los segmentos de TV de Paga y Banda Ancha Fija, la reciente incursión de Movistar en el mercado guatemalteco, le permitirá a AMX afianzar su posicionamiento de mercado, que asciende a 40.8% y 76.8% respectivamente.

Ante esto, The CIU asegura que esto tendrá diferentes efectos sobre el consumidor, pues podrían llegar desincentivos a la inversión en infraestructura de redes, precios fijos y elevados, calidad y cobertura deficiente de los servicios, entre otras desventajas.

Asimismo, uno de los riesgos tiene que ver con los escenarios de subinversión, justo en esta época de despliegue de 4G (uno de los más bajos en el mundo) y 5G, pues de acuerdo con OpenSignal, estas redes alcanzaron una disponibilidad entre los usuarios de 65.1% y 44.7% en 2017; además de que la elevada concentración en el segmento móvil condenaría a estos mercados a permanecer en los niveles más altos de precios en el comparativo entre países latinoamericanos.

Si bien la adquisición de Telefónica Guatemala fue cerrada de manera formal en la fecha de publicación del acuerdo, aún deben transcurrir autorizaciones de la autoridad de competencia en El Salvador, que deberá tomar en consideración estos efectos nocivos sobre la competencia y, con ello, sobre los consumidores.

Contenido relacionado: