¿Cómo lograr que el data center trabaje a altas velocidades?

Migración a Alta Velocidad (HSM)
Autor:
La demanda de mayor velocidad ha crecido y la infraestructura que ha sido compatible con las aplicaciones en el pasado no será adecuada para soportar aplicaciones futuras.
Infraestructura TI

Palabras clave

HSM
Contenido patrocinado: 

Los centros de datos empresariales deben admitir las aplicaciones existentes, pero al mismo tiempo tienen que prepararse para soportar las nuevas aplicaciones. Hasta hace unos pocos años un Ethernet de 10 gigabits era la alternativa de ‘alta velocidad’, pero ahora un Ethernet abarca desde 25 y 50 gigabits hasta 100/200 gigabits, quizás incluso 400 gigabit.

Ante este panorama, CommScope señala que la Migración a Alta Velocidad (HSM) es una tecnología que puede ayudar a las redes a transportar más datos, además de permitir a los gerentes proteger sus redes en el futuro, brindándoles las garantías operacionales que requieren.

Los datos se han convertido en la nueva moneda y con aplicaciones en tiempo real que impulsan la necesidad de un tiempo de espera más bajo, un centro de datos bien administrado se convierte en una ventaja competitiva.

Te interesa leer: Gartner recomienda actualizar protección de Data Centers

Por lo que el desafío para los administradores de los centros de datos es el de migrar a una infraestructura que sea lo suficientemente flexible para adaptarse a los tipos de fibra, protocolos y distancias de alcance en el futuro, al mismo tiempo que mantienen los costos bajo control.

Para lograrlo, Jodi Gunnufso, Program Manager CCS Strategic Program Group en CommScope, enlistó algunas recomendaciones para aplicar el HSM:

1.-Es necesaria una buena comprensión de las distancias y los tipos de fibra que se están utilizando, qué tan lejos necesitará llegar y con cuánta cantidad de ancho de banda.

2.Tener la capacidad de administrar la infraestructura actual y futura: Contar con una herramienta de administración de infraestructura (AIM) puede proporcionar una imagen clara de su infraestructura y ayudar a comprender las capacidades y los puntos críticos. Esto hace que sea más fácil tomar decisiones informadas y responder rápidamente a las interrupciones.

3.-Planificar la flexibilidad: Realizar un diseño que tenga la opción de usar paquetes de 8, 12 o 24 fibras para ajustar el tamaño de la infraestructura en cada paso del camino hacia un ancho de banda mayor es lo ideal para optimizar el uso de su infraestructura de fibra mientras mantiene el 100% de utilización.

 4.-Incorporar modularidad: “Elija paneles que puedan aceptar una variedad de módulos de fibra, de forma que, al crecer el centro de datos, tendrá una carcasa común y los técnicos pueden simplemente intercambiar módulos para pasar a una velocidad de datos más rápida

5.-Conocer su estructura de costos: Medir costos y beneficios de varias opciones, para después tomar la mejor decisión del tipo de fibra y las soluciones de conectividad

6.-Conozca el tiempo adecuado para la migración: El centro de datos necesitará migrar a velocidades más altas más pronto de lo que pueda imaginarse, por lo que elegir una ruta y un proveedor que puedan ayudarlo será de vital importancia.

“Una ruta de HSM es inevitable para todas las organizaciones grandes, pero no debe ser un proceso doloroso, ni mucho menos costoso. En CommScope contamos con una plataforma HSM, que es una cartera completa de productos que admiten una conectividad de mayor velocidad en el centro de datos, con la máxima flexibilidad de configuración”, finalizó el ejecutivo.

Contenido relacionado:

¡ Déjanos un comentario !