Combate la piratería con tecnología RFID

Palabras clave

ISV
Contenido patrocinado: 
Jorge Jarquín, director general y cofundador de Black Light
Autor:
Black Light, ISV que estará en el market place de Ingram Micro, ofrece soluciones de trazabilidad de productos para identificar anomalías y combatir la piratería
Trazabilidad de productos

En un año de operaciones, Black Light ha conseguido clientes importantes y ganado premios de emprendimiento. La empresa es una de las 15 que entrará al market place de Ingram Micro y participará en el Cloud Summit del mayorista en San Diego, California. Su oferta busca abatir la piratería de productos y garantizar seguridad y confianza a los consumidores finales.

INFORMACION

La idea del negocio nació en el 2016 cuando el dueño de una conocida marca de zapatos habló con uno de sus compradores para convencerle de que aumentara su consumo a cierta cantidad. Al cliente le pareció extraña la propuesta porque de hecho le adquiría más de lo propuesto.

Fue como el empresario se dio cuenta de que durante tres años uno de sus maquiladores había producido cinco veces más la cantidad de zapatos acordada con el fin de aprovechar la mercancía extra en su beneficio. Este fraude le hizo perder varios millones de dólares en regalías a la marca y materiales.

“El problema de la piratería no es solamente que falsifican los materiales, sino también los sellos de seguridad. No hay un ente a nivel mundial que certifique que algo es auténtico. La piratería está hasta en las prestigiosas tiendas departamentales porque no hay un control. El 60% de los medicamentos que se venden en México son piratas, casi el 50% de las bebidas alcohólicas también, esto puede causar daños a la salud”, dijo Jorge Jarquín, director general y cofundador de Black Light.

Aldo Ibarra, ingeniero que trabajó en el laboratorio RFID de HP. Inc y su primo Carlos Pérez escucharon la historia del fabricante de zapatos. Ellos, junto con Alfonso Olvera encontraron a Jarquín, experto certificado en RFID. En conjunto idearon una plataforma de trazabilidad para controlar la cadena de suministro de cualquier producto a través de un chip con un número único a nivel mundial y con la autenticidad validada de manera digital.

“Tecnología aplicada a block chain, bid gata e Internet de las Cosas (IoT), permita dar trazabilidad a un producto en todo su ciclo de vida, desde la manufactura, distribución, almacén y puntos de venta, incluso más allá, podemos seguirlo dentro de la tienda con el comprador”, dijo Jarquín.

El consumidor final puede escanear con su celular el producto para conocer cuándo fue fabricado, por quién, en dónde, cuánto tiempo tardó su fabricación, entre otros datos. La aplicación que permite esto puede ser usado por las marcas o las tiendas para ofrecer descuentos con cada producto escaneado o para que el cliente registre el artículo a su nombre.

El negocio

Algunos de los proveedores de Black Light son Amazon Web Services, Micro Electronics, Honeywell, Zebra Technologies, entre otros. La empresa provee la solución completa: chips, software y otro tipo de hardware requerido. La plataforma está alojada en la nube de Amazon.

“La nube es como una llave que abres y todo empieza a fluir. Hoy puedes trabajar con un millón de piezas y mañana con 10 mil millones simplemente abriendo la llave para que pase más”, dijo Jarquín.

Tecnologías como RFID, HIF y NFC, requeridas para este negocio, tienen como desventaja que el tiempo de despliegue de la solución es mucho dependiendo de la complejidad y robustez requerida.

“Nosotros ofrecemos implementaciones rápidas. Algunos distribuidores conocen el proceso y el negocio de su cliente, por lo que es más fácil instalar y ejecutar la solución en los puntos donde realmente agrega valor. Sin ellos nosotros tendríamos que hacer un análisis”, dijo el directivo.

Las ventas directas de Black Light son un 30% de su actividad, mientras que el 70% de los negocios se concluyen a través de cuatro distribuidores, todos son partners de Ingram Micro. En un año han logrado vender a dos clientes de la industria del calzado, a un cliente que produce tomates, una empresa dedicada a la logística y otro que opera con contenedores.

“Podemos hacer el negocio más grande; Ingram Micro nos puede proveer el hardware, la plataforma del marketplace para hacer suscripciones automáticas. No lo podemos hacer solos, necesitamos asociarnos y estar con Ingram Micro es estar con el mayorista de tecnología más grande del mundo”, dijo Jarquín.

Rápido crecimiento

Black Light se incorporará al market place de Ingram Micro. Además, un representante de la empresa asistirá al Cloud Summit del mayorista. Esta oportunidad será aprovechada para “abrir la visión” de los directores del startup para crear mejores productos y relacionarse con el mundo.

“Ir a San Diego es una oportunidad de continuar expandiéndonos y seguir dando a conocer nuestra solución en el mundo de la tecnología. También sería buenísimo tener retroalimentación”, dijo Jarquín.

La idea del negocio surgió en el 2016 y se patentó. En el 2017 se construyó el prototipo y salió al mercado en el 2018. Black Light ganó el premio Emprendedor Coparmex Jalisco en ese mismo año, así como el reto de Alto Impacto de Escalabilidad del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) y fue finalista de los premios Posible.

“Tuvimos la oportunidad de ir al Consumer Electronics Show (CES) 2019 debido a un concurso de la industria 4.0. y generamos interés en personas de Japón, Italia y otras partes del mundo. Nuestra solución es buena y está validada por muchos empresarios que nos ven potencial”, dijo Jarquín. Contenido relacionado: