Ciudades Inteligentes para beneficio de todos

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Las ciudades utilizan cada vez más las tecnologías digitales de comunicación e información
Autor:
El crecimiento de las grandes ciudades se ha convertido en un desafío para los gobiernos a nivel mundial
Alta tecnología

Se estima que para el 2030 las grandes ciudades se conviertan en un desafío importante, debido a la alta demanda que se presentará en diversos aspectos como redes de servicio público, sistemas de transporte y sobre todo en la resolución de emergencias y temas de seguridad.

Diversos integradores de soluciones de TI como ERA Telecomunicaciones han puesto sobre la mesa varias opciones para llevar a cabo proyectos a nivel mundial que tienen la finalidad de aumentar la calidad de vida de la población en diferentes ciudades del mundo.

Por ejemplo, cámaras que no se accionan solo al detectar armas, sino que cuentan con analíticas capaces de analizar movimientos agresivos o lenguaje ofensivo con la intención de prevenir riñas o situaciones que vulneren la seguridad de la población.

“Tanto organismos públicos como privados se han encargado de la implementación de soluciones inteligentes en las urbes, capaces de brindar beneficios a la población y facilitar la vida diaria. Las ciudades de todo el mundo utilizan cada vez más las tecnologías digitales de comunicación e información para mejorar la calidad y optimizar el rendimiento de los servicios urbanos; gracias a esto es posible reducir los costos, el consumo de recursos y convertirse en ciudades inteligentes”, comentó José Armas, Director Comercial de ERA Telecomunicaciones.

Además de la videovigilancia, otro reto es la contaminación, debido a que el 30% de esta y el tránsito vehicular se debe a los automovilistas que buscan estacionamiento, algo que podría reducirse y hasta erradicarse con el paso de los años con las soluciones adecuadas que trabajen en conjunto con el Internet de las Cosas.

Por otra parte, los sistemas de iluminación inteligentes con los que hoy se cuentan se podrían integrar con otras soluciones como cámaras para alumbrar lugares para estacionarse en la calle, pero solo se accionarían cuando se detecte algún automóvil a la redonda, es decir que solo en el momento que se requiera. De esta forma solo habría el consumo energético y contaminación lumínica necesaria.

“Es cierto que la tecnología facilita en demasía la coordinación, prevención y control de muchos aspectos. También nos ayuda a decidir de mejor forma ante diferentes escenarios. Sin embargo, esta siempre se manejará por un equipo humano que debe estar capacitado y ser competente para crear una sinergia entre las soluciones implementadas, el compromiso de la ciudadanía y la vida diaria”, concluyó José Armas.

Contenido relacionado: