Cableado estructurado, la columna vertebral de tus proyectos

El cableado estructurado es compatible con los equipos de cualquier fabricante
Autor:
Es imperceptible, pero necesario. El cableado estructurado debe recomendarse correctamente con base al uso que tendrá y anticipándose a las demandas futuras del ambiente de red
Implementación de cableado

Imagina que compraste una hermosa y enorme casa, con acabados de lujo, un fastuoso jardín, con espacio para tres o cuatro autos, bien iluminada, en una zona agradable y segura. Suena muy caro ¿no? Pero al primer temblor ¡se cae! ¿Valió la pena gastar en ella?

Más allá de los acabados y las cosas lindas, lo básico e importante está en los cimientos. Lo mismo ocurre en la tecnología: nada funcionará si no tienes la infraestructura correcta, así instales las mejores cámaras de videovigilancia IP o un novedoso sistema de control de iluminación.

“El usuario final invierte más en equipo de cómputo, mobiliario, en la remodelación de su oficina, pero no entiende que es fundamental lo que destine al cableado para que su negocio camine, no importa de qué giro sea éste”, dijo Rubén Carrillo, ejecutivo de Belden de Seguridad Industrial en CDC Group.

El cableado estructurado es universal no propietario, es decir, que es compatible con los equipos de cualquier fabricante. Permite transmitir datos, aplicaciones, servicios u otra tecnología, explicó José González, gerente de Desarrollo de Negocios en Anixter.

El cableado está dominado por los UTP que generalmente están hechos de cobre y permiten conducir electricidad y datos. Se pueden usar para redes, WiFi, enlaces inalámbricos u otras aplicaciones. Se usa en casi todas las obras y edificios con distancias de no más de 100 metros, dijo Abraham Trujillo, gerente de Commscope y CPI dentro de Luguer y Desarrollo de Canal.

Se divide en tres categorías, la diferencia entre ellas es el calibre del conductor y la velocidad de transmisión que se determina por la distancia, los dispositivos que se van a conectar y las necesidades de conectividad en general. Los cables de categoría 5a transmiten datos a velocidades de 100 megabits, la categoría 6 transmite a 1 gigabit y la 6a a 10 gigabits.

La categoría 5e, la más básica, se usa más para líneas telefónicas y CCTV análogas. Con la categoría 6 se pueden tener redes gigabyte con switches y servidores, así como usarse para videovigilancia. La 6a se usa para enlaces con equipos de radiofrecuencia, por ejemplo, su uso es más industrial.

“La demanda obedece a la velocidad a la que se requiera trabajar. Tenemos casos de clientes que hacen instalaciones en tiendas de autoservicio donde hay cajas de cobro, un punto de consulta de precios, tareas que quizás no demandan mucha velocidad, aquí se puede usar la categoría 6.

Pero si es un edificio corporativo en donde la demanda de velocidad es mayor, porque no sólo corren precios, sino correos, llamadas, consultas de imágenes, descargas y videos en un piso donde hay 200 personas trabajando, el cableado ideal sería el 6a”, dijo Trujillo.

“En unos años la tendencia es que todo lo que opere en un edificio se conecte a la red, como controles, sensores, luces inteligentes y otro tipo de dispositivos más allá de las computadoras, teléfonos, puntos de acceso o CCTV. Además, la tecnología Power over Ethernet permite energizar los equipos a través del cable de red. Con esto, la recomendación es que uses el cable con un calibre mayor que el tradicional para que esté preparado para todo esto”, dijo José González, gerente de Desarrollo de Negocio de Anixter.

Hoy la mayoría de los equipos tiene una interfaz Ethernet, que es un puerto RJ45 que sirve para monitorear o saber el estado del equipo conectado. La categoría 6 es la que más venden los mayoristas para los proyectos de los distribuidores, así lo dijeron voceros de Anixter, CDC Group, Grupo Dice, Luguer, Tecnosinergia y Syscom.

El negocio con el cableado estructurado está en integrarlo con equipo activo, así como en el diseño del ambiente de red y su correcta implementación.

Integración de equipo activo

“Hoy quizás los canales entran a un proyecto por el tipo de dispositivos que requiere esa propuesta y el cableado está sobre entendido. El negocio no solamente es el cable, sino los sistemas de CCTV, aire acondicionado, alarmas, control de acceso, alertas de incendio, entre otros sistemas que convergen en la red, lo que obliga a los mayoristas a ampliar su portafolio”, dijo Abraham Trujillo.

CDC Group está interesado en que todos sus canales ofrezcan una solución integral y no solamente el cableado estructurado, de esta manera provee otro tipo de productos, generalmente relacionados al centro de datos, que esté solicitando el usuario final. El mayorista también asesora para que el match entre el equipo activo y el pasivo sea el correcto.

Tecnosinergia complementa la oferta de cableado con NVRs, DVRs, cámaras de videovigilancia, control de acceso, entre otros elementos que se conectan con UTP. Grupo Dice trabaja bajo proyectos grandes e integrales en donde el fabricante no solamente provee el cable, sino otros elementos que convergen en el centro de datos, específicamente networking, seguridad lógica e infraestructura, este último incluye cableado, UPS, aire acondicionado especializado y gabinetes.

“No se trata de vender un cable y conectar, sino de proveer una estructura tecnológica completa. Hay canales que se están especializando en cosas muy específicas. No es lo mismo un distribuidor de seguridad lógica que uno de cableado estructurado. El fabricante te da la especialización y el integrador da toda la solución”, dijo Enrique Reyna, gerente de Sistemas y Marketing en Grupo Dice.

“El mercado de integración en México nació hace 20 o 22 años cuando se empezaron a dar estas empresas integradoras que venían de un ambiente electrónico donde la parte de comunicación empieza a ser parte de todo”, dijo René Montaño Hernández, gerente de Ventas para Infraestructura de Grupo Dice.

Certificaciones e implementación correcta

Los canales de distribución que pueden aprovechar este negocio son aquellos que tienen experiencia en implementar redes y centros de datos. Sin embargo, siempre se requerirán certificaciones que avalen el funcionamiento de la infraestructura sin problemas por determinado tiempo. El integrador, respaldado por el fabricante, da esa garantía.

Ya que en los proyectos grandes el fabricante es quien da la cara en el proyecto, es quien normalmente elige a los distribuidores que participarán en él y deben ser los más preparados. La instalación debe ser limpia, ordenada, con buenas prácticas y escaneos de cada nodo para que pasen el estándar.

Hay dos tipos de certificaciones en este tema, una es la que garantiza el funcionamiento de una instalación y otra la que avala las habilidades de la empresa integradora, explicó Carlos Cásares, ingeniero del Departamento de Seguridad Electrónica de Syscom.

Las certificaciones a los integradores las otorga el fabricante que generalmente vende los sistemas completos. Daniel Salazar, ingeniero de Marca en Tecnosinergia dijo que Belden, por ejemplo, tiene un programa de cinco días en donde se tocan dos temas principales: uno es el diseño, el principio de todo, donde durante tres días se enseña a hacer la instalación, lo que se necesita para la tubería y una canalización con los rangos de diámetro adecuados.

En esta fase de aprendizaje también se habla sobre cómo evitar interferencias y sobre las normas de instalación, como la 568A o B, que son el código de colores que regularmente se usan en los jacks o plugs. La organización que establece estas normas es la Telecomunication Industriy Associate (TIA) que rige a nivel nacional y EE. UU.

“Estas normas se estipulan para edificios inteligentes y espacios para oficinas. Hay normas para canalización, de etiquetado (para identificar los cables), normas para estándares para racks y gabinetes. Nosotros orientamos a los canales de distribución para tener buenas prácticas en la instalación”, dijo Salazar.

También hay que considerar aspectos como si serán instalaciones de interior o exterior para saber si el cable debe ser resistente al sol y al agua. En los dos días restantes, Belden enseña las herramientas adecuadas para hacer la instalación, cómo pelar y ponchar cables, las malas prácticas a evitar y las buenas a adoptar.

Al obtener la certificación, el integrador está respaldado por el fabricante, pero a la vez obligado a mantener altos niveles de calidad en sus instalaciones. Aunque en base son lo mismo, las certificaciones de cada marca pueden variar. CommScope, por ejemplo, pide a sus integradores que cada año se actualicen en línea y el certificado lo reciben por correo electrónico, dijo Trujillo.

Cásares dijo que, aunque lo ideal es que los integradores estén certificados en varias marcas de cableado estructurado para dar un abanico de opciones más amplio al cliente final, lo que suele suceder es que se casan un fabricante por fidelidad y programas de beneficios.

Respecto a la certificación de una instalación la hace también el fabricante quien revisa que el trabajo de su partner sea el adecuado. Al cliente final se le entrega una memoria técnica, que es un diagrama de desempeño de cada nodo que está instalado en el cableado, así como un reporte fotográfico, la ficha técnica del cable, de los accesorios, del panel, del switch o puntos de acceso implementados.

“No hay mejor carta de presentación que un trabajo de calidad. El distribuidor puede sacar provecho de esto si ofrece una garantía del proyecto. Puedes obtener mejores clientes si tienes buenas prácticas porque te hará obtener mejores proyectos y por ende van a tener mejores ganancias”, dijo Ángeles Gutiérrez, gerente de Marketing de Tecnosinergia.

Aunado al cableado de calidad y su correcta instalación, René Montaño consideró que las certificaciones son más requeridas en otras áreas del centro de datos que en el cableado estructurado.

De hecho, Las certificaciones de los fabricantes generalmente no se limitan a los cables de UTP, sino también de fibra óptica y otros que conlleva un proyecto completo, como cables para control de acceso, detección de incendio, CCTV, coaxiales, entre otros, así como gabinetes y racks, como es el caso de Panduit o Belden, por ejemplo, que también ofrecen estos productos.

“Los integradores por interés propio deben tratar de expandir su negocio a otros horizontes. La mayoría se enfoca a la parte industrial, una demanda que tendrá la Internet de las Cosas (IoT) a mediano plazo”, dijo Abraham Trujillo.

En esta vertical normalmente demandan switches robustos para soportar el ambiente en el que están instalados. En este segmento también requieren otro tipo de máquinas especiales, como robots.

Capacitaciones o apoyos de cada mayorista

Además de las certificaciones de los fabricantes, los mayoristas también hacen su parte para acompañarte en los proyectos, atender tus dudas y asesorarte en la instalación a través de ingenieros y gerentes de producto de las marcas. En Tecnosinergia se hacen cursos presenciales cada semana de las diferentes soluciones de su portafolio como videovigilancia o infraestructura.

También hace Train Days temáticos cada tres meses, que son talleres en donde invita a las marcas a mostrar a los integradores cómo trabajar con los productos, ver las diferencias entre las máquinas, identificar las herramientas, cómo seleccionar una charola, así como algunos aspectos técnicos de los gabinetes.

En el último Train Day de infraestructura participaron marcas como Belden, Charofil, Makita, Thorsman, Jaguar, que tiene gabinetes y racks y Platinum Tools, que tiene certificadores de instalaciones. Por otro lado, los Floor Days son eventos en donde se ponen stands de las marcas con representantes que muestran productos físicamente y atienden dudas.

Luguer por su parte promueve la preparación con los fabricantes a través de seminarios web y algunas capacitaciones presenciales sin costo en la medida de lo posible con representantes comerciales y técnicos de marcas como Panduit, Stulz, Avigilion, Eaton.

El mayorista intenta que estas sesiones sean en las sucursales fuera de la Ciudad de México, pues las marcas suelen concentrarse en el área metropolitana para dar sus entrenamientos. Otras plazas de Luguer son Monterrey, Tampico, San Luis Potosí, Querétaro, Veracruz, Guadalajara, Aguascalientes, León, Puebla y Cancún.

Anixter te puede apoyar desde la identificación de las necesidades de tu cliente final, selección de la tecnología, implementación y el proceso para asegurar que la red funcionará como se espera. El mayorista trabaja con marcas como CommScope, Panduit, Belden para cableado, así como con otros de infraestructura como APC by Schneider Electric, Vertiv y Fluke Networks.

“Anixter tiene un grupo de ingenieros que capacitan a los canales de distribución que lo necesitan. Estos talleres son periódicos o bajo demanda, pero no están abiertos para todos, sino a los socios que han mostrado interés en que seamos nosotros quienes les ayudemos a hacer sus proyectos. Somos un mayorista que no solamente vende cajas, sino todo un conjunto de tecnología y conocimiento en cumplimiento con las normas”, dijo José González.

Syscom busca hacer negocios con integradores con al menos un año de experiencia en el giro de seguridad, y es que su portafolio además de incluir marcas de infraestructura, como Panduit, Condumex, Siemon, LinkedPro, Ubiquiti y Belden, también incluye a fabricantes de videovigilancia, control de acceso, detección de incendio, intrusión, entre otros equipos activos con los que integra el cableado.

Las capacitaciones del mayorista se hacen mediante webinars, así como eventos y presentaciones de networking y sus otras líneas de negocio en las diferentes sucursales. Además, tiene la gira Expo Syscom en donde organiza conferencias técnicas y exhibición de soluciones. Este año las sedes fueron Tijuana, Guadalajara, Mérida y Ciudad de México.

CDC Group realiza capacitaciones tanto para canales de distribución, como para clientes finales con la intención de hacerles ver las ventajas de invertir en el cableado adecuado a su necesidad.

Las pláticas y talleres no solamente se centran en el cableado UTP, sino en fibra óptica, voceo, HDMI, protocolos de comunicación, así como equipo activo de sus otras líneas de negocio. Además, el mayorista apoya al distribuidor para ver la aplicación de determinados productos para asegurar que lo que oferte en infraestructura sea lo adecuado.

Grupo Dice no participa en la educación del distribuidor, eso lo delega a los fabricantes. Sin embargo, acompaña al canal de distribución para hacer las mejores prácticas durante la instalación. Además, otorga créditos para que cierre los negocios e invierte en tener los productos listos en su almacén.

“Tenemos un portafolio de marcas que se complementan entre sí para efectuar proyectos de TI integrales y somos de los pocos mayoristas que tienen todas las marcas buenas, desde hardware como Dell, hasta software de seguridad como Fortinet. Somos una empresa mexicana con 12 oficinas capaces de entregar los productos a cualquier parte del país”, dijo René Montaño.

Contenido relacionado:

Palabras clave

Contenido patrocinado: 

¡ Déjanos un comentario !