Ataques hacia dispositivos móviles no cesan: Kaspersky Lab

Palabras clave

Kaspersky
Autor:
El volumen de programas maliciosos dirigidos a los usuarios de dispositivos móviles creció más de tres veces en 2015, en comparación con 2014.
Ransomware

Las amenazas más peligrosas en 2015 fueron el ransomware, el malware capaz de obtener derechos ilimitados en un dispositivo infectado y los ladrones de datos, entre ellos el malware financiero. Estas son las principales conclusiones de Mobile Virusology, el informe anual preparado por el grupo de Investigación Antimalware de Kaspersky Lab.

INFORMACION

El panorama, en números, de las amenazas móviles en 2015:

  • Kaspersky Lab detectó 884,774 nuevos programas maliciosos, una cifra tres veces mayor con relación a 2014 (295,539).
  • El número de nuevos troyanos bancarios móviles se redujo a 7,030 de 16,586 en 2014.
  • 94,344 usuarios únicos fueron atacados por ransomware móvil, una cifra cinco veces mayor con relación a 2014 (18,478).

El número de usuarios de los productos móviles de Kaspersky Lab atacados por ransomware aumentó de 1.1% a 3.8% entre 2014 y 2015. Los ataques se registraron en 156 países, con Rusia, Alemania y Kazajstán siendo los más afectados.

El número de modificaciones de aplicaciones por ransomware se ha incrementado 3.5 veces, prueba de que los estafadores están viendo cada vez más ventajoso el obtener dinero de los usuarios a través del chantaje. Es probable que 2016 vea un aumento en la complejidad de los programas maliciosos y sus modificaciones, con más zonas geográficas atacadas.

Los troyanos bancarios son cada vez más complejos, a pesar de una disminución en el número de modificaciones. La mecánica de estas aplicaciones maliciosas es la misma de antes: después de entrar en el sistema y dispositivo del cliente, el malware superpone las páginas falsas sobre las páginas legítimas o las aplicaciones de pago en línea del banco. Sin embargo, la escala en que se podría utilizar este tipo de malware creció significativamente en 2015. Ahora los cibercriminales pueden atacar a los clientes de docenas de bancos ubicados en diferentes países utilizando un solo tipo de malware, mientras que anteriormente habrían utilizado aplicaciones maliciosas que sólo podían atacar a una o dos organizaciones de servicios financieros en unos pocos países.

“A medida que los dispositivos móviles se vuelven cada vez más funcionales, los cibercriminales han ido perfeccionando los ataques que intentan robar el dinero de los usuarios. El año pasado fue el año de los troyanos bancarios y del ransomware. El adware fue ampliamente utilizado para infectar dispositivos con más programas maliciosos avanzados”, aconseja Roman Unuchek, Analista de Malware Sénior en Kaspersky Lab USA.

Contenido relacionado:

¡ Déjanos un comentario !