Transformación digital aplicada al sector salud

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
La implementación tecnológica es un proceso de cambio continuo
Autor:
Estas son las siete grandes lecciones identificadas por KPMG para lograr los beneficios de las estrategias digitales en el sector salud
Programa de transformación

La implementación de la tecnología es un reto para el sector salud y será esencial seguir los pasos indicados para que resulte útil adoptar nuevas herramientas y así poder generar una mayor eficiencia en los procesos, productividad de los servicios y mejorar la experiencia de los pacientes.

De acuerdo con KPMG, la transformación digital no se trata de reemplazar sistemas o procesos analógicos con los digitales; sino de que las tecnologías sean diseñadas con mucho cuidado para que la interacción entre los prestadores de servicios y los pacientes sea mucho más sencilla, con una inversión importante en el diseño de las herramientas y el rediseño de los procesos.

Te interesa leer: Responsabilidad social corporativa, esencial para crecimiento del país: KPMG

En este sentido Alejandro Bravo, socio de Auditoría, especialista en el Sector Salud de KPMG en México identificó siete grandes lecciones para lograr los beneficios de las estrategias digitales:

1) La transformación

Esta viene de las nuevas formas de hacer el trabajo, no de la tecnología por sí misma. Las organizaciones requieren un programa de transformación soportado por la tecnología, no al revés. Esta es una lección fundamental.

2) Factor humano (la gente)

Mientras los sistemas digitales llegan a ser el blanco de las críticas en un programa de cambio, un área de oportunidad es la capacitación y preparación de la gente. Para sobrellevar estos temas, las organizaciones requieren invertir en desarrollo organizacional.

3) Diseño de sistema

Se requiere enfocarse en la especialización para el diseño de los sistemas tecnológicos. La falta de alineación de uno o más de estos factores explica una parte importante de las fallas en las implementaciones en los últimos años. Lograr la alineación requiere involucramiento importante del personal y el esfuerzo dedicado para alcanzarla.

4) Inversión en análisis de datos

Mejorar la productividad requiere un extenso rediseño de los procesos de trabajo, el uso de modelos predictivos para distribuir los recursos, anticipar demanda, una intervención temprana y la habilidad de aprender y adaptarse. Nada de esto se logra sin habilidades analíticas, ya sean dadas o adquiridas por la organización. Proveedores que han tenido éxito han hecho inversiones significativas para desarrollar sus propios análisis de datos y de la capacidad de software.

5) Múltiples interacciones y aprendizaje continuo

La implementación tecnológica es un proceso de cambio continuo, en el que puede haber varios ciclos, algunos difíciles, antes de que los sistemas alcancen el punto en el cual la inversión empiece a generar resultados.

6) Soporte de interoperabilidad

Hay un número de cosas que las organizaciones pueden hacer para apoyar la interoperabilidad. Primero, mientras se configuran los expedientes clínicos electrónicos (ECE, por sus siglas en inglés) para la productividad, una sobreconfiguración puede inhibir el intercambio de datos, en especial cuando este es utilizado por varios usuarios de la red. Segundo, aunque no hay un consenso sobre si un sistema es mejor que un multisistema, es importante cerciorarse de que se hayan evaluado los beneficios de ambos.

7) Políticas de gobierno sólidas y procesos de seguridad de datos

Distintos proveedores de salud han sufrido ciberataques en los últimos años, y no todos están preparados para ello. Políticas de gobierno corporativo sólidas son esenciales para asegurar la confidencialidad de la información de los pacientes.

Contenido relacionado: