¿Qué tan alto volarán los drones?

Palabras clave

DJI
Contenido patrocinado: 
Paula Villamarín, gerente de Relaciones Públicas de DJI para Latinoamérica
Autor:
Tan alto como vuele la imaginación de las personas y la regulación sea flexible. Los usos se diversificarán cada vez más y los dispositivos incluirán más funciones de inteligencia artificial
Regulación flexible

El crecimiento del mercado profesional de drones se proyecta a más del triple en los Estados Unidos solo durante los próximos cinco años. El negocio es impulsado por innovadores de hardware y software que desarrollan sus propios sistemas para usar drones y por las empresas que están dispuestas a adoptar este tipo de dispositivos en sus procesos de trabajo, dijo Paula Villamarín, gerente de Relaciones Públicas de DJI para Latinoamérica.

Según International Data Corporation (IDC) el gasto mundial en drones registrará crecimientos superiores al 32% desde el 2018 hasta el 2023, en donde las soluciones empresariales serán las más demandadas y representarán más de la mitad del mercado. Los sectores que más usarán esta tecnología serán las compañías que ofrecen servicios públicos y las de construcción, que gastarán 925 y 808 millones de dólares respectivamente.

“Hasta cierto punto, el crecimiento también depende de los marcos de regulación entrantes. La industria de drones está innovando más rápido que la velocidad de cualquier gobierno y las regulaciones deben permitir una amplia exploración de la tecnología de drones para alcanzar su máximo potencial”, dijo Villamarín.

A decir de la ejecutiva, el ritmo de la regulación deberá ser el mismo que el de la innovación. Las conversaciones deben mantenerse abiertas con legisladores y reguladores de los países sobre cómo la tecnología y la educación han ayudado, y seguirá haciéndolo, a hacer que el uso de drones sea más seguro. Resolver los pendientes legislativos permitirá aprovechar mejor el potencial de esta tecnología.

En el corto y mediano plazo los drones estarán más posicionados en áreas donde hay un claro beneficio económico y social en su uso, en donde recopilar información aérea sea demasiado costoso o inseguro, dijo Villamarín y aclaró que sería difícil marcar un límite a esta tecnología que será tan extensa como la imaginación de quien la use.

“Cada semana se ven nuevas aplicaciones de los drones. Esto marca uno de nuestros objetivos: nuestro papel no es dictar cómo las personas deben usar la tecnología, sino capacitar y dar las habilidades necesarias al cliente para ser creativos e innovadores en su propio negocio o industria” dijo Villamarín.

Tecnológicamente hablando, la ejecutiva dijo que los avances en el procesamiento y las redes de comunicación permitirán avances innovadores en el diseño de los drones. La inteligencia artificial (IA), por ejemplo, permite a los drones tomar decisiones durante el vuelo para cumplir mejor su misión, como la planificación de una ruta más eficiente o la respuesta a condiciones ambientales.

Acerca de Paulina Villamarín

Actualmente es gerente de Relaciones Públicas de DJI. Tiene más de 10 años de experiencia en marketing y comunicación. Trabajó para empresas del sector automotriz como BMW en Alemania, Audi en Uruguay y Mini en Reino Unido.