¿Qué habilidades fomenta la robótica?

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
RobotiX es el modelo educativo que empodera a la niñez mexicana a través de la robótica
Autor:
El modelo de RobotiX permite adaptar todo el contenido teórico y práctico a una realidad entretenida y desafiante para los jóvenes mexicanos
Modelo educativo

RobotiX el modelo educativo que empodera a la niñez mexicana a través de la robótica ha impactado durante 13 años en decenas de futuros ingenieros, paleontólogos, locutores y demás profesionistas, quienes fortalecieron sus habilidades tras tomar sus cursos.

Te interesa leer: ¿Cómo formar a los niños que el futuro requiere? RobotiX te responde

Arantza Méndez, Santiago Hirata, Rodrigo Feregrino y Natalia Patrón, alumnos graduados de RobotiX, explican desde su experiencia las 4 habilidades clave que desarrollaron gracias a la robótica:

  • Autoconfianza por Arantza Méndez. Cuando desarrollas un proyecto con éxito o desempeñas tu rol de manera positiva para tu equipo, generas una satisfacción personal que te permite tener confianza para los siguientes retos que se te presenten. Las personas que te rodean se dan cuenta de la seguridad con la que llevas a cabo tus actividades, y en ese momento te identifican como alguien que sabe lo que hace.

En diversos proyectos escolares mi opinión tiene un peso especial porque conocen mi trayectoria y saben que mis aportaciones tienen un sentido. Cuando descubres que algo te apasiona buscarás conocer más y eso te permitirá dar pasos más firmes.

  • Tolerancia a la frustración por Rodrigo Feregrino. La robótica te enseña que no todo sale en el primer intento y que muchas veces tendrás que comenzar desde cero para entender el error. Enojarte o entristecerte no te lleva a nada, en cambio, proponer soluciones o nuevos caminos sí. Extrapolar esta habilidad a cualquier situación en la vida te permitirá dejar atrás las tensiones que pueden existir después de un fracaso, levantarte e intentarlo de nuevo.
  • Respeto por Natalia Patrón. Siempre que hay una idea lo importante no es juzgarla sino entenderla. El segundo paso tras una propuesta es cuestionarla para evaluar su funcionalidad y aportación. Estamos conscientes de que a partir de ella podemos generar algo mejor o descubrir que es una idea con potencial. Además, entendemos que de cualquiera de nosotros puede provenir una gran iniciativa y nos emociona descubrirla.
  • Mejora continua por Santiago Hirata. Una de las principales motivaciones al estudiar robótica es poder participar en torneos y competencias de robótica, las cuales van más allá de ganar los primeros lugares de la disputa. Conocer las propuestas de nuestros compañeros y contrincantes es lo que realmente enriquece la experiencia de participar, pues nos hace pensar qué podríamos hacer para mejorarla, así como entender su desarrollo.

El deseo de aprender constantemente, de romper fronteras y complementar nuestros conocimientos es el eje de varios participantes en estos retos.

“Si bien el aprendizaje y los intereses infantiles son diferentes, desarrollar metodologías divertidas e integrales les permite, a través del juego, germinar habilidades que no sabían que tenían o que buscaban perfeccionar”, explicó Roberto Saint Martin, especialista RobotiX.

“El modelo de RobotiX nos permite adaptar todo el contenido teórico y práctico a una realidad entretenida y desafiante, mientras ellos aprenden a conocerse y se fortalecen emocionalmente. Las personas seguras de lo que son y de lo que saben son quienes realmente podrán hacer lo que les apasiona, y con ello el éxito vendrá por sí solo”, finalizó Saint Martin.

Contenido relacionado: