¿Qué beneficios aporta el Big Data en la educación?

El Big Data puede mejorar el rendimiento del estudiante
Autor:
El uso del Big Data en la educación crea grandes oportunidades para los educadores, dándoles una comprensión más profunda del proceso educativo
Proceso educativo

Palabras clave

Contenido patrocinado: 

Las escuelas, universidades, colegios e instituciones educativas a menudo almacenan grandes cantidades de datos relacionados con estudiantes y profesores, y estos, pueden analizarse en busca de información que permita mejorar su eficiencia en el proceso educativo.

De acuerdo con Alejandro Sisniega, VP para Latinoamérica de Instructure, algunas de las transformaciones radicales que el uso de Big Data puede aportar al sector educativo se encuentran en la mejora en el rendimiento del alumno, ya que permite monitorear las acciones de los estudiantes, el tiempo que toman para responder una pregunta, las fuentes que usan para prepararse para los exámenes y las preguntas que dejan de responder.

También puede usarse para monitorear el desempeño de los estudiantes en su actividad profesional después de graduarse de la universidad, lo cual les ayudaría para elegir los cursos de mayor reputación en el mercado laboral. Además, con el análisis, las instituciones educativas pueden elaborar programas personalizados de "aprendizaje combinado", en línea y presencial, para que los estudiantes puedan seguir las clases en las que están interesados y establecer su propio ritmo de aprendizaje.

Te interesa leer: Mexicanos prefieren educación en línea: AI.MX

Por otra parte, un sistema educativo analítico basado en datos ayuda a los maestros en el desarrollo de actividades escolares de acuerdo con la capacidad, el proceso de aprendizaje, las preferencias y el desempeño de cada alumno. Los profesores pueden obtener retroalimentación inmediata sobre el contenido entregado, lo que tiende a tener un impacto positivo en su desempeño y los resultados.

Finalmente, con un monitoreo permanente de los resultados de cada estudiante, las tasas de deserción en las escuelas y universidades tienden a disminuir y aumenta el nivel de compromiso y el uso del estudiante. A través de la analítica, los profesores pueden identificar el nivel de interés generado por una materia o un recurso educativo, como un video o un texto.

“El uso de Big Data sin duda será una herramienta indispensable en las escuelas y universidades del siglo XXI”.

Contenido relacionado: