Protección de datos personales preocupa a mexicanos

Palabras clave

Consumidores mexicanos no confían en los proveedores de servicios en cuanto a la protección de sus datos personales
Precauciones y seguridad

Fortinet reveló que la mayoría de los consumidores en México 82% están más preocupados sobre un posible robo de su información personal a través de una fuga de datos, que lo que estaban hace un año.

La investigación también reveló que los usuarios no están tomando las precauciones necesarias para proteger su información personal. Al preguntarles sobre las medidas que implementan para salvaguardar su información en línea, un 86% comentó que solo han implementado contraseñas más sólidas como medida para mejorar su seguridad, ignorando opciones más efectivas, como la autenticación de dos pasos y servicios de administración de contraseñas.

Decir que el estudio también arrojó que un 33% confía plenamente en sus doctores, 22% en institución bancaria, un 15% confía en su proveedor de seguro médico. El 13% confía en emisor de su tarjeta de crédito y finalmente el 6% confía en tiendas detallistas.

“El hecho de que el 47% de los consumidores encuestados en México señalaran que no harían negocios con compañías que han sufrido fugas de datos o hackeos, nos indica claramente que esperan que las organizaciones lleven a cabo pasos adicionales para proteger su información, y que no lo tengan que hacer ellos mismos”, señaló Manuel Acosta, vicepresidente de Ventas y Director General de Fortinet México.

Por otro lado, el mundo de las amenazas cibernéticas sigue siendo un riesgo, con una tendencia a seguir aumentado con el tiempo. El número de fugas de datos crece en todo el mundo, afectando a los consumidores en sectores como el retail y el bancario. Los ataques hacia esas industrias han sido publicados ampliamente, pero otros sectores también han visto un aumento en cuanto a crímenes cibernéticos.

De esta manera, este problema también afecta al consumidor. Los mexicanos utilizan una creciente cantidad de redes sociales y dispositivos, aun cuando no confían que su información esté segura en ellos. La encuesta reveló que:

El 53% de los consumidores mexicanos no confían en que su información esté segura al utilizar redes sociales, otro 43% cree que su computadora personal genera el mayor riesgo para una fuga de datos y un 32% cree que los teléfonos inteligentes tienen el mayor riesgo.

Finalizar diciendo que el aumento de las amenazas requiere hoy que los negocios modifiquen su pensamiento en cuanto a la seguridad de los datos. Necesitan un aliado en seguridad de primer nivel que los pueda proteger contra las amenazas, sin importar el origen, ya sea hoy o en el futuro.