Pese a desaceleración, las oportunidades en materia TIC existen: AMITI

Javier Allard, Gilberto Sánchez, Jorge Castilla, Eduardo Gutiérrez, Roberto Cabrera y Carlos Funes
Autor:
El pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto y la reducción de inversiones por parte del Sector Público impactan a la industria nacional
Compromiso con México

Palabras clave

PIB
TIC
Contenido patrocinado: 

Los miembros de la Asociación Mexicana de Tecnologías de la Información (AMITI) refrendaron su compromiso con México y plantearon la forma en que el aprovechamiento e inversión en tecnología pueden contribuir a lograr un gobierno austero y cercano a la gente, generar ahorros y focalizar recursos para incluir a todos sectores de la sociedad.

Para mantenerse en el ritmo del negocio, los proveedores de TI deben ajustar sus ofertas de servicio para alinearse a la política de austeridad que promueve la administración federal, recomendó Eduardo Gutiérrez, presidente de AMITI y director general de IBM México.

“Como industria, debemos hacer una propuesta en la que la operación perse tenga una ahorro. La tecnología se pagaría por sí sola, pues lo que buscan el gobierno es tener mayores recursos para operar otro tipo de acciones”, dijo el ejecutivo.

Representantes de la organización señalaron que, pese al pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto -PIB- del país para este año (por debajo del dos por ciento), y la reducción de precios en hardware, servicios y desarrollo de software, las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) son un motor para el desarrollo económico del país.

La industria mexicana de tecnología genera 800 mil empleos, de las 30 empresas más importantes a nivel mundial en cuanto a desarrollo de software 25 operan en México, actualmente se contabilizan cuatro mil empresas relacionadas al sector de TI, mismas que facturan 22 millones de dólares anualmente.

Javier Allard, director general de la AMITI, señaló la reducción del 18 % en el gasto del gobierno federal para la adquisición de tecnología este año y el aviso de nula inversión en nuevos sistemas de cómputo durante el primer año de este sexenio, pero, desde la perspectiva de la agrupación, esta desaceleración no significa menos oportunidades de negocio para la comunidad de integradores y empresas de distribución, pues hay un abanico de industrias que necesita digitalizar los procesos productivos, así como herramientas de la Transformación Digital para alcanzar los resultados de negocio.

“La industria crecerá. México, en términos generales, ha estado atrás en materia de tecnologías de información, afortunadamente en los últimos años se vive una revolución que impulsa a las empresas  a ser cada vez más tecnológicas para temas de eficiencia, lograr más ventas y analizar mejor sus mercados”, puntualizó Roberto Cabrera, socio consultor de la AMITI.

Además, los modelos de venta como el pago por uso, la automatización de tareas repetitivas en las empresas, así como tecnología aplicada a las Pequeñas y Medianas Empresas para la facturación digital detonan el consumo de servicios a favor del canal, opinaron algunos de los agremiados. Contenido relacionado: