Nuevos cargos en contra de Huawei

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Autor:
Las acusaciones señalan los supuestos esfuerzos de Huawei de robar propiedad intelectual en un intento por hacer crecer y operar el negocio
Cargos contra Huawei

La corte federal de Brooklyn, Nueva York, devolvió una acusación formal, acusando a Huawei Technologies y a dos filiales estadounidenses de conspiración para robar secretos comerciales derivados de la supuesta práctica de larga data de la compañía con sede en China de utilizar el fraude para apropiarse indebidamente de tecnología sofisticada de contrapartes estadounidenses.

Conoce más

Según lo revelado por la investigación independiente del gobierno estadounidense y la revisión de las presentaciones judiciales, las nuevas acusaciones se relacionan con los supuestos esfuerzos de Huawei y varias de sus subsidiarias de robar propiedad intelectual en un intento por hacer crecer y operar el negocio.

La propiedad intelectual malversada incluía información de secretos comerciales y obras protegidas por derechos de autor, como el código fuente y manuales de usuario para enrutadores de Internet, tecnología de antenas y tecnología de prueba de robots.

Te interesa leer: Huawei responde frente a acusación de funcionarios de Estados Unidos

Como consecuencia de la supuesta campaña para robar esta tecnología y propiedad intelectual, Huawei pudo reducir drásticamente sus costos de investigación y desarrollo y los retrasos asociados, dando a la compañía una ventaja competitiva significativa e injusta.

Otra acusación señala que los empleados de Huawei supuestamente mintieron sobre la relación de Huawei con Skycom, afirmando falsamente que no era una subsidiaria de Huawei. La compañía afirmó además que Huawei solo tenía operaciones limitadas en Irán y que Huawei no violó las leyes o regulaciones estadounidenses u otras relacionadas con Irán.

De hecho, la acusación formal alega que Skycom era la filial no oficial de Huawei que, entre otros servicios, ayudó al Gobierno de Irán a realizar la vigilancia nacional, incluso durante las manifestaciones en Teherán en 2009.

Por su parte, Huawei expresó que estas nuevas acusaciones son parte de los intentos del departamento de justicia de los Estados Unidos de dañar su reputación y sus negocios por razones relacionadas más a temas de competencia y no al cumplimiento de la ley.

Contenido relacionado: