Microsoft planea desarrollar un chat para hablar con personas fallecidas

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Autor:
El sistema patentado por la compañía tecnológica busca ofrecer una chat que organice todos los contenidos digitales para crear una representación 2D o 3D.
Como en Black Mirror

La Nación.- Las actividades de las redes sociales y la actividad online se basan en la actividad de los miembros de estos espacios, que publican sus fotos, videos y textos con familiares y amigos. Cuando las personas mueren, todos esos contenidos quedan a disposición bajo diversos formatos y mecanismos desarrollados por las compañías tecnológicas para recordar a los seres queridos con memoriales digitales. Ahora, Microsoft planea ir más allá de estas iniciativas y acaba de registrar una patente para que todos estos recuerdos queden almacenados un chat automatizado.

INFORMACIÓN

Según la descripción de la patente solicitada por Microsoft, el sistema está basado en imágenes, datos de voz, publicaciones en redes sociales y mensajes electrónicos de la persona fallecida. “Este chatbot puede aplicarse tanto a una entidad pasada o presente, y se puede aplicar a un amigo, familiar, celebridad o un personaje de ficción. También puede ser creado por la misma persona”, señala la compañía en la patente.

De esta forma, una persona podría preparar su versión digital con un chatbot de sí mismo tras su muerte. Con respuestas predefinidas con antelación, el sistema funcionaría en base a registros de redes sociales con imágenes, videos, textos o audios, de forma tal que se pueda adaptar a diversas simulaciones de la representación virtual en 2D o 3D. Dadas las características de la patente del chatbot de Microsoft, es inevitable la mención a Be right back, uno de los episodios de la serie Black Mirror, donde una joven apela a un servicio online para recrear una versión digital de su pareja fallecida.

El sistema propuesto por Microsoft no solo se limita a recrear perfiles de personas fallecidas con la información disponible en redes sociales y formatos digitales, ya que también se podría aplicar para proyectos educativos, como sistemas automatizados para hablar sobre historia con una figura ficticia.

Microsoft ya tuvo una experiencia en el desarrollo de chatbots con su proyecto Tay, un perfil de Twitter administrado por un sistema de inteligencia artificial en 2016. Sin embargo, el prototipo fue dado de baja porque su interacción con los humanos en Twitter terminó con insultos raciales y comentarios sexistas.

Contenido relacionado: