El 47% de las aplicaciones móviles envían la ubicación de sus usuarios a terceros, revela estudio

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
La venta de datos de usuario por parte de las aplicaciones móviles a empresas ajenas es una práctica ilegal
Autor:
Un estudio arrojó que el 47% de las aplicaciones móviles envían la ubicación del dispositivo a terceros, mientras que el 18% mandan el nombre del usuario y el 16% comparten hasta su dirección de correo electrónico con otras empresas
Protección de datos

La venta de datos de usuario por parte de las aplicaciones móviles a empresas ajenas es una práctica ilegal pero que llevan a cabo casi la mitad de los desarrolladores de 'apps', según datos de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos.

Un estudio de PrivacyCloud, compañía de desarrollo de 'software' y servicios para gestión de datos personales arrojó que el 47% de las aplicaciones móviles más descargadas envían la ubicación del dispositivo a terceros, mientras que el 18% mandan el nombre del usuario y el 16% comparten hasta su dirección de correo electrónico con otras empresas, datos que las 'apps' venden para conseguir financiación a empresas publicitarias.

Esto muestra que el tráfico de datos se produce no solo debido a la negligencia de los usuarios al aceptar condiciones de uso, sino también a causa de las propias aplicaciones. Los actores beneficiados son los 'data brokers', personas que trafican con los datos que obtienen las 'apps' y los venden a empresas interesadas.

Te interesa leer: Privacidad en dispositivos móviles: ¿Cuánta información personal recopilan las aplicaciones?

Sergio Maldonado, director ejecutivo de PrivacyCloud, explicó que el nuevo reglamento de protección de datos "pone énfasis en que sean los usuarios los que tomen el control de su propia información y sean ellos mismos quienes decidan qué datos ceder y a qué organizaciones", por lo que propuso consejos de financiación para los desarrolladores sin necesidad de violar las normativas.

La primera de las sugerencias fue no vender los datos de usuario, ya que aunque un usuario acepte las condiciones de uso durante la instalación esto no da derecho para revelar datos íntimos. Sí es lícito analizar los patrones de uso y recoger información de los usuarios para adaptar y mejorar la experiencia de la 'app'.

Asimismo, instó a los desarrolladores a no ser partícipes del mercado ilegal de datos y que se limiten a manejar los datos que de forma voluntaria han sido compartidos. Además, recomendó evitar la creación de programas que se adquieran mediante pago, ya que los usuarios, por norma, no están dispuestos a pagar en contraprestación.

Contenido relacionado:

¡ Déjanos un comentario !