Dyson revoluciona la iluminación de espacios

Palabras clave

LED
Luz
Contenido patrocinado: 
De esta forma los focos pueden durar hasta 60 años sin necesidad de cambiarlos
Autor:
Ofrece tecnología Heat pipe de enfriamiento para alargar el consumo energético de la iluminación LED
Luz LED

La luz eléctrica es uno de los servicios básicos que prácticamente todos los seres humanos utilizan. Al pasar la mayor parte del tiempo en espacios cerrados, como el hogar, lugar de trabajo o centros de recreación, las personas necesitarán de un alumbrado de calidad, que simula un entorno lo más natural posible, brindándoles seguridad y un beneficio también a la salud.

En este sentido, los Diodos Emisores de Luz, mejor conocidos como LED, creados en los años sesenta, se abren camino en la rama de la iluminación al brindar beneficios como resistencia al uso y disminución del consumo energético hasta un 85%, además de brindar una vida útil treinta veces más que un foco incandescente, 50 mil horas de uso que equivalen a 6 años.

También son resistentes a golpes y vibraciones, no emiten rayos UV o infrarrojos y no tiene mercurio. Este tipo de iluminación es fundamental en los cultivos en invernadero, la industria automotriz (en los faros de los coches) y en las pantallas de las computadoras portátiles y los celulares.

Te interesa leer: ¿Cómo elegir la mejor iluminación en la oficina?

No obstante, tienen un ligero inconveniente, y es que no resisten altas temperaturas; a partir de los 65º se empiezan a dañar y aunque no generan tanto calor como un foco tradicional es importante que el calor se disipe. Existen algunas lámparas de LED que se descomponen o se deterioran cuando se sobrecalientan, por lo que se pueden desvanecer o decolorar.

Es por ello que los ingenieros de Dyson desarrollaron la tecnología Heat pipe de enfriamiento que consiste en un tubo de cobre sellado al vacío que extrae el calor. Por dentro de este, una gota de agua se evapora para disipar el calor por el tubo a medida que se condensa y regresa a los led por acción capilar. Es un ciclo de enfriamiento constante que no necesita energía. De esta forma los focos pueden durar hasta 60 años sin necesidad de cambiarlos.

Además, ha sido tal la transformación de los LED que han patentado dispositivos que son capaces recrear la luz natural por medio de este tipo de focos. “Nuestros cuerpos se pueden ver influidos por el cambiante espectro de color y brillo de la luz del día. La nueva lámpara Dyson Lightcycle se ajusta a la luz solar de la región donde tú vivas.”, agregó Jake Dyson, Ingeniero en Iluminación.

Contenido relacionado: